Prepara la mejor Composta Casera siguiendo estos consejos

La Composta Casera, es una preparación que se realiza debido a la descomposición de productos orgánicos y mediante la cuales se prepara la tierra con nutrientes, que permiten abonarla; siendo conocida también con el nombre de humus. Te invitamos a descubrir cómo preparar tu propio fertilizante, mediante la lectura de este artículo.

Composta Casera

Introducción

En la actualidad es necesario aprovechar todos los recursos que se tienen a mano, de manera en que por un lado se evite al máximo incrementar la contaminación del ambiente; mientras que por el otro, se ponen en práctica una serie de medidas de reciclaje y aprovechamientos racional de todos los materiales.

Algunos tipos de basura orgánica que se produce dentro de los hogares, pueden ser utilizados como material para la elaboración de una composta casera; ya que precisamente esta se logra, mediante la descomposición de estos productos y aunque parezca increíble; suele ser mejor que cualquier tipo de humus adquirido a nivel comercial.

Esto se debe al hecho de que los materiales que son empleados durante su preparación, sufren alteración en presencia del oxígeno; dando paso a invaluables nutrientes producto de vegetales, frutas, cascaras de huevo y residuos de otros elementos como es el caso del té o el café.

Por todo esto les invitamos para que aprovechen sus desperdicios, en vista de que el 40% de ellos son material orgánico; de esta manera se evita incrementar la basura a nivel mundial, mientras obtenemos además, un excelente abono, que será bien recibido por todas nuestras plantas.

¿Qué es una Composta Casera?

Como primer elemento para entender que es una Composta Casera; debemos saber que es un material orgánico; en vista de que esta es la base de este tipo de abono natural,  que vamos a realizar con la finalidad de que sirva como abono para nuestras plantas.

En este sentido, cuando se hace referencia a material orgánico, estamos hablando sencillamente de todos aquellos desperdicios provenientes de las actividades cotidianas; especialmente los restos de desperdicios de comidas; pero también el estiércol, pastos o algunos otros desechos como los restos del café, una vez colado, al igual que del té.

Por lo que la Composta Casera, puede ser definida, como un abono preparado en base a una serie de desperdicios que al ser expuestos a la acción del oxígeno, se descomponen y liberan una serie de nutrientes, que serán aprovechados como humus, para aumentar la calidad de la tierra, en la cual se encuentran sembradas las plantas.

Cabe destacar que el mejor ejemplo en este sentido, está precisamente en la propia naturaleza; cuando de manera natural las hojas, flores y frutos caen en la tierra y debido a la acción del clima, comienzan a descomponerse, terminando posteriormente, como parte de la propia tierra, brindándoles todos estos nutrientes.

Con la composta Casera, estamos imitando este proceso, pero dándole utilidad a nuestros desperdicios, que en lugar de ser simplemente desechados en la basura, incrementando la contaminación del ambiente; lo estamos aprovechando en beneficio de la fertilización de los suelos, sin tener que hacer uso de elementos químicos, también contaminantes.

Composta Casera

Ideas Básicas para prepararla

Para la elaboración de la Composta Casera, proceso particularmente sencillo; pero en donde es importante tener presente algunas ideas, para aprovechar al máximo esté preparado, las cuales le comentamos a continuación.

Tener un compostador

Esto es simplemente un recipiente mediante el cual almacenamos todos los materiales necesarios para hacer crecer nuestra composta casera; ya que en él se irán almacenando progresivamente estos elementos, para que se descompongan adecuadamente.

Como referencia les comentamos que en muchos países, las personas cuentan en sus patios con pipotes dentro de los cuales desechan estos materiales, para que por acción del clima, se descompongan y posteriormente lo vierten en la tierra como abono.

Como alternativa, les sugerimos aprovechar cualquier envase que pueda cumplir con esta finalidad; especialmente si piensan botarlos como basura, siendo como ejemplo cajas de frutas de madera, vasijas deterioradas, latas o elementos similares.

Incluso es recomendable que cuenten en su cocina, con un envase en el cual colocar todos los desperdicios orgánicos del día, como restos de comida, conchas de frutas o vegetales, al igual que de café; para que posteriormente sean almacenados en el compostador.

Materias Primas Compostador

Debemos saber que elementos permitirán el crecimiento de este compostador; los cuales son considerados su materia prima; por ello les indicamos que este tipo de materiales puede estar compuesto por: Conchas de verduras y frutas, cascaras de huevo, ramitas, hierbas húmedas, posos de café, té y restos en general, productor de las actividades cotidianas, pero aprovechables para la creación del compostador, como por ejemplo, los cartones de huevos vacíos.

Justamente hablando de materiales desechados, queremos aprovechar la oportunidad de darles a conocer Ideas de Cómo Cuidar el Medio Ambiente; de esta manera estamos dando un paso a favor de la preservación de la naturaleza y evitando la contaminación.

La clave de todo esto, retomando nuevamente el tema sobre el compostador casero;  se basa en combinar elementos que cuenten con celulosa, azúcar y nitrógeno; los cuales están presentes, precisamente en estos desechos orgánicos y que son en si la principal fuente de esta Composta Casera.

Riesgos de Mantenimiento

Se debe tener presente a este punto, que el trabajar en base a desechos, puede traer como consecuencia que estos se pudran sin que logremos alcanzar la finalidad deseada mediante su adecuada utilización.

Cuando esto ocurre, podríamos terminar con una masa sin forma y pestilente; que requiere de nuestra atención, para prevenir que esto suceda. Para ello se deben considerar dos aspectos primordiales como son:

  • Es recomendable colocar las capas de desechos o materias primas de la composta, de manera intercalada; a fin de que se alternen los elementos húmedos con los secos.
  • Por otro lado es muy importante mantener una adecuada y periódica ventilación de nuestra masa de composta; para ello es recomendable como se comentó; colocar el material en un envase, al aire libre y de ser posible; con orificios para el drenaje de líquidos.

Receta de Composta Casera

Con todos los puntos anteriores aclarados, iniciaremos la siguiente fase, que es la correspondiente a las recetas que se pueden emplear para una adecuada preparación de la composta casera.

En este orden de ideas, existen muchas formas o recetas que es posible emplear, pero les vamos a sugerir las más prácticas y sencillas; para que luego de su experiencia con ellas; puedan crear personalmente sus propias recetas de composta casera.

En este momento solo se necesitan seguir algunos pasos básicos, para la elaboración de este abono; durante los cuales es importante observar tres elementos primordiales: Tener el compostador, agregar los desechos en forma de capas y mantener en todo momento este fertilizante orgánico bien hidratado.

Comencemos de esta manera el trabajo siguiendo los siguiendo cada uno de los pasos indicados a continuación.

Composta Casera

Preparación del Compostador

Tal como se ha comentado el envase como tal es algo simple, incluso puede ser una caja de madera de las empleadas para trasladar vegetales o frutas; las que generalmente están formadas a base de listones. Lo importante con respecto al envase, es que no se encuentre en contacto directo con el suelo.

Si se trata de un envase hermético, es necesario realizarle algunos orificios en su base; para posteriormente comenzar a colocar la primera capa que deberá ser de tierra, luego la segunda con materiales secos como por ejemplo paja y similares, incluso puede ser aserrín proveniente de la madera.

Todo esto mencionada anteriormente es muy importante; debido a que con ello se evitara que las materias primas del compostador se pudran y termine perdiéndose todo el trabajo.

Colocación de los Desechos Orgánicos

Entramos a la segunda fase de nuestro trabajo; en donde es vital aclarar, que todas las personas cercanas a este compostador, deberán conocer la función del mismo; a fin de que eviten emplearlo como un depósito de basura.

Al compostador se irán añadiendo en forma de capas diferentes elementos obtenidos durante las actividades cotidianas de nuestra cocina; específicamente las materias mencionadas anteriormente, conformada por conchas de verduras y frutas, restos de vegetales, hojas secas, restos de podas de árboles y arbustos, posos de café, té o cascaras de huevo.

En fin todos aquellos materiales de los cuales se pueden aprovechar sus nutrientes en favor del enriquecimiento de nuestra composta casera. Siempre teniendo presente; colocarlos en forma de capas intercaladas, alternando los productos verdes, húmedo y secos.

Siguiendo este último consejo, es la mejor forma de conseguir un abono de alta calidad, sin que se deteriore antes de poder emplearlo el jardín o huerto, para enriquecer su tierra.

Riego y Mantenimiento de la Composta Casera

Aunque no lo parezca, la idea de todo esto no es solo dejar los desperdicios o materia prima de la composta, a la intemperie y que se descomponga por si solas; es además importante tener el control de todo el proceso, mediante un seguimiento y mantenimiento.

Esto es sumamente fácil, debido a que lo que necesita la composta casera, es contar con cierto grado de humedad; para que se pueda formar el fertilizante de una manera adecuada y artesanal.

De esta manera el producto obtenido podrá enriquecer todos los cultivos a los cuales sea aplicado y de una manera ecológico; que es en definitiva lo más importante.

Pues se debe recordar, que mediante la elaboración de la composta casera, por un lado se evita el incremento de basura; mientras que por el otro, se ahorra dinero, en vista de que no será necesario adquirir abonos para proporcionarles los adecuados nutrientes a nuestras plantas.

Consejos sobre Composta Casera

Una vez que se cuentan con todas las herramientas para la realización y feliz culminación de la composta casera; deseamos dejarles una serie de consejos, con la finalidad de que los tomen en consideración, durante todo este procedimiento, anteriormente descrito.

Entre estas recomendaciones, destacamos información pertinente, sobre que se debe o comportar, al igual que algunos otros aspectos a tener en consideración.

  • Con la finalidad de que los microbios descompongan con mayor rapidez y facilidad la materia, se recomienda colocar un 50% de esta de forma verde y el otro 50% que sea marrón. Con guía les indicamos que los desechos verdes serían los restos de la cocina como la conchas, cascara y otros; mientras que la marrón, estaría representada por el aserrín, paja o las hojas secas.
  • Es importante tritura previamente los desechos, pues de esta manera se compostaran más rápidamente. Para ello solo se les debe cortar en trozos o pedazos de menor tamaño.
  • Aprovecha toda la materia orgánica obtenida fuera de la cocina, como son desechos del jardín, hierbas, maleza, ceniza e incluso estiércol de algunos animales de corral.
  • Es importante no emplear restos de plantas enfermas en la composta casera, pues cuenta con patógenos que pueden permanecer en este abono y posteriormente enfermar a plantas sanas.
  • Se debe evitar emplear en la composta carnes, pescado o aceites, pues tardan demasiado en descomponerse; producen mal olor y atraen a los animales hasta ellos.
  • Tampoco se deben emplear heces de animales como perros o gatos, pues contienen patógenos nocivos. Los que sí se pueden emplear por ejemplo son los de conejos, gallinas, caballos o vacas.
  • En cuando al uso de papel o cartón, se puede emplear algunos tipos de ellos, con el que se emplea para el transporte de los huevos; pero se deben evitar los que sean cartones brillantes y provistos de tintas.
  • No es recomendable emplear elementos como leche o productos lácteos, ya que tienen las mismas consecuencias mencionadas en el caso de las carnes.
  • Es importante que mientras se estén almacenando la materia prima en la cocina, se empleen un envase con tapa, para evitar la presencia de mosquitos; luego posteriormente deberán ser colocados debidamente en la compostera.

Cuando esta lista la Composta Casera

Una vez que se ha realizado todo el proceso, seguramente se preguntaran cuando estará lista la composta casera para ser añadida a sus plantas en general. Le comentamos que este proceso se logra aproximadamente en un periodo que va desde tres a doce meses; pues recuerden que es una preparación que se realiza en base a materiales de diversas características y con ciertos niveles de humedad.

Para identificar cuando la composta casera esta lista, es necesario considerar los siguientes elementos:

  • Presenta un color café oscuro, muy típico al de la tierra abonada.
  • No se aprecia ningún olor fuerte, por el contrario huele a bosque, a naturaleza.
  • No tiene gusanos, ni ningún otro tipo de microorganismo apreciable a simple vista.
  • En la pila o masa de la composta, vista como un todo, no se llega a identificar ningún resto de material, es todo similar.

Cabe destacar en este orden de ideas, que si se observan gusano o un determinado olor fuerte, será síntoma de que la composta casera aún no está lista. Pero si todavía tienen dudas, es posible realizar una prueba más con la finalidad de asegurarse.

Para ello tomaran un kilo de su composta y la colocaran en una bolsa plástica; cerrándola completamente, para colocarla en un lugar a temperatura ambiente, sin que le lleguen de manera directa los rayos del sol. Luego de unas 24 horas aproximadamente, observen la bolsa, si aprecian que esta ha transpirado, todavía la composta casera no está lista.

No se apresuren, dejen que esto materiales se enriquezcan a su ritmo, pues luego de todo el tiempo necesario, contaran con una excelente composta casera, que les será agradecida por todas su plantas.

Si el contenido del presente artículo les ha sido de utilidad, les sugerimos la lectura del siguiente tema:

Deja un comentario