Toallitas húmedas caseras, descubre ¿cómo realizarlas?

Existen muchos agentes contaminantes que están dañando nuestro medio ambiente, sin embargo existen soluciones ecológicas que podemos crear desde la comodidad de nuestras casas. Te invitamos a que leas el siguiente artículo y te enteres de ¿Cómo puedes crear toallitas húmedas caseras? para ser más ecológico.

TOALLITAS HUMEDAS CASERAS

Las toallitas húmedas y el medio ambiente.

Cada día somos más conscientes sobre los elementos tóxicos que existen en nuestros hogares, de hecho una de las virtudes que tenemos los seres humanos es ser más consiente sobre nuestro ambiente y cómo lo estamos contaminando. Lamentablemente estos agentes tóxicos se encuentran en todas partes, en los productos de limpieza, las cremas para la piel e incluso las cosas que consideramos inofensivas como las toallitas húmedas.

Las toallitas húmedas han sido utilizadas durante muchísimos años, la verdad es que es un elemento común en la limpieza, como pueden ser las toallitas desmaquillantes para las mujeres, y las que se utilizan para la higiene personal en los bebés. En los últimos años, se han revelado diversos estudios sobre los elementos que se utilizan para crear estas toallitas y cuáles son sus propiedades desinfectantes.

Aunque el uso de estas toallitas depende de cada uno, es importante saber cómo estas son un agente extremadamente contaminante, sin embargo existen maneras en las que las toallitas húmedas convencionales pueden ser cambiadas.

En este artículo, tenemos la misión de mostrarte ¿Cómo puedes hacer tus propias toallitas húmedas caseras? Y así evitar los elementos químicos que estas traen, además de que cuidas al medio ambiente utilizando elementos naturales y biodegradables.

Puedes leer otros artículos parecidos a este en nuestro blog, nosotros te recomendamos que leas ¿Cómo hacer aceites esenciales?

¿Cómo hacer toallitas húmedas caseras?

Crear toallitas húmedas no es tan difícil como muchos se imaginan, de hecho es extremadamente fácil y realmente vale la pena. Para crear la toallita en sí, puedes utilizar varios elementos biodegradables o incluso reusables de la estructura tradicional de una toallita.

El primer ejemplo es utilizar un rollo de papel de cocina, el papel es un elemento que solo tarda 1 año en degradarse, debido a que son componentes orgánicos. Lo único que debes hacer es escoger un rollo de papel, viendo que este sea completamente blanco y no posea ningún dibujo ni color, utilizando un cuchillo afilado debemos cortar el papel en su punto medio, obteniendo así dos mitades.

Cuando esté listo, pondremos las mitades en recipientes que se puedan sellar sin problema y vertemos la solución que más queramos allí.

Otro elemento que puede ser usado para hacer toallitas húmedas caseras son retazos de tela, aunque este elemento no es tan amigable con el medio ambiente, este puede ser utilizado y reciclado durante muchísimo tiempo, evitando así que sea desechado inútilmente.

Soluciones para tus toallitas húmedas caseras

Como hemos dicho antes, crear una toallita húmeda es extremadamente fácil, la verdad es que lo único que requiere más trabajo es crear la solución que debes verter en estas toallitas, sin embargo aquí te dejamos tres sencillas recetas de soluciones para que utilices tus toallitas al máximo:

1.- Solución simple: Únicamente vas a utilizar 4 elementos que debes combinar.

  • 1 taza de agua, preferiblemente que esta sea destilada o hervida.
  • 1 cucharada de jabón líquido, en este caso utilizaremos jabón neutro.
  • 2 cucharadas de aceite de coco o en su defecto también puedes utilizar aceite de oliva virgen.
  • Por último, vas a agregar 1 cucharada de vinagre de manzana.

2.- Solución antibacterial: En este caso vamos utilizar elementos similares a la solución similar, como la misma cantidad de agua, el aceite de coco y el vinagre, sin embargo, vamos a integrar a estos tres, los siguientes elementos.

  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • Opcional: 2 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 1 cucharada pequeña de aceite de manzanilla.

TOALLITAS HUMEDAS CASERAS

Otras alternativas

A continuación, mencionaremos otras opciones para la creación de toallitas húmedas caseras:

  • Receta de toallitas húmedas para bebés:

Sabemos que los más chiquitos de la casa son extremadamente importantes y que su cuidado es algo que debemos tener muy cuidado, sin embargo estos sencillos pasos te proporcionarán una toallita húmeda segura para tu bebé. Solo vas a necesitar 4 tazas de agua y debes verificar que se encuentre tibia, si utilizas agua destilada será mucho mejor.

Por otro lado, vas a combinar 2 cucharadas de aceite de coco y 10 gotas de aceite esencial de caléndula (revisando las indicaciones y que tu bebé no sea alérgico a esta). Una vez estén todos estos elementos, procedemos a mezclar bien y esperar a que estos elementos estén completamente líquidos. Cuando esto ocurra, podrás combinar esta mezcla con el agua y sumergir tus toallitas (ya sea de papel o de tela).

  • Receta de toallitas desmaquillantes:

Por otro lado, sabemos que las toallitas desmaquillantes en ocasiones son muy caras y a veces no son tan efectivas como queremos. Podemos resolver esto utilizando nuestra propia mezcla, solo vamos a necesitar mezclar 4 taza de agua, asegurándonos de nuevo que este tibia, 2 cucharadas de aceite de coco, 15 gotas del aceite esencial de tu elección y preferencia según tu tipo de piel.

Sumerges tu toallitas y listo, ya tendrás unas toallitas húmedas caseras perfectas para desmaquillarte. Tal vez te pueda interesar este artículo de Productos de limpieza naturales

  • Receta de toallitas para limpiar:

La limpieza es otro elemento clave donde utilizamos frecuentemente las toallitas. Para crear una receta efectiva y natural solo necesitarás de tres elementos: 4 tazas de agua, 20 gotas de aceite esencial de árbol de té (que puedes encontrar en casi todas tiendas que vendan aceites), sino aceite esencial de limón.

Incluso si así lo deseas puedes crear tu propio desinfectante y utilizarlo en conjunto a esta receta, de esta manera podrás limpiar tu hogar de manera rápida y eficiente.

Consideraciones

Es importante resaltar que cuando usamos un producto nuevo o hechos por nosotros mismos, debes comprobar que este no sea dañino. La mejor manera de comprobar esto es haciendo un pequeño test para observar si ocurre alguna reacción que no sea de nuestro agrado.

Para esto solo necesitas utilizar una pequeña zona de tu piel, allí aplicarás el producto o elementos que quieras introducir a tus toallitas y mantendrás la zona en observación. Normalmente si existe alguna reacción alérgica, esta aparece de 24 a 48 horas.

TOALLITAS HUMEDAS CASERAS

Si compruebas que el producto es seguro para ti y tu piel, entonces puedes utilizarlo con confianza y si aún te genera alguna duda, puedes consultar con tu médico más cercano. Utilizar toallitas húmedas caseras es un método de ahorro increíble, además de que le otorgas el beneficio de cuidar al medio ambiente mientras utilizas elementos biodegradables y naturales.

Puedes leer otros artículos parecidos a este en nuestra categoría de utilidades, nosotros te recomendamos leer Agua Oxigenada

¿Por qué las toallas son tan contaminantes?

Es importante recalcar, el por qué las toallitas húmedas son un elemento tan contaminante a pesar de que se han estado usando durante años. Lo primero que debemos aclarar es que las toallitas húmedas no son hechas de papel, sino que estas están compuestas por varios elementos textiles y otros materiales, dentro de ellos podemos encontrar poliéster, algodón y fibras celulosas, además de que se encuentran humedecidas con elementos de limpieza como la glicerina.

Esto quiere decir, que las toallitas húmedas es un elemento que se parece más al plástico y textiles que al papel. La mayoría de componentes que tienen las toallitas no son biodegradables y en el mejor de los casos, estos tardan alrededor de 600 años de degradarse si se encuentran en un ambiente natural.

Al contener microplásticos, el uso de las toallitas húmedas termina siendo uno de los principales agentes contaminantes de los mares y océanos, haciendo que los animales marinos que viven allí corran peligro.

Aunque para muchos, pensar en tirar una toalla húmeda por el inodoro es tonto, sigue siendo parte de la limpieza diaria de muchísimas personas, tanto bebés como adultos. Son tal vez uno de los productos más cómodos de usar al momento de limpiar, sin embargo también crean un gran impacto negativo en el ambiente.

Las toallas para el inodoro.

Muchas personas piensan que la solución al problema sería utilizar toallas que sean seguras al tirarlos al inodoro o que por lo menos contenga un mayor porcentaje de papel. Honestamente, esto no resuelve el problema tampoco, la única diferencia que existe entre la estructura de una toallita común a una segura para el inodoro, es que tienen mayor contenido celular, sin embargo siguen teniendo los mismos tipos de textil, así que en su publicidad son totalmente engañosas y tampoco son seguras para el medio ambiente.

Varios organismos que manejan el agua a nivel mundial, están de acuerdo y han establecido que el inodoro no debe ser tratado como un cubo de desechos, y que los únicos elementos que puede permitir son los que:

  • Pueden fragmentarse con facilidad en varios pedazos.
  • No sean objetos que floten.
  • No posean ningún elemento plástico o productos que les cueste degradarse en el ambiente.

Cuando decides tirar una toallita al inodoro debes saber que esta va a bajar por los conductos de agua hasta los depósitos donde se puede acumular y obstruir el paso de agua a tus vecinos.

Si existe la posibilidad de que esta no quede atorada, esa toallita seguirá su camino hasta las estaciones de bombeo de aguas residuales, donde muchas quedan adheridas a las bombas impidiendo el proceso que se debe realizar para la limpieza de las aguas.

Además de que otras toallas pueden llegar a contaminar los filtros o llegando al mar directamente. El cuidado del medio ambiente cae en nuestras manos y debemos ser más conscientes sobre nuestros desechos.

Deja un comentario