¿Cuáles son los Fenómenos Meteorológicos? Características

Los Fenómenos Meteorológicos son los cambios que se suceden en la naturaleza, alterando de forma repentina e inesperada los elementos naturales originando eventos que se presentan por medio de la alteración del medio ambiente; estos sucesos influyen en nuestro entorno y en nuestro comportamiento diario.

Fenómenos Meteorológicos

¿Qué son los Fenómenos Meteorológicos?

Todos los eventos que se manifiestan en la atmósfera terrestre son fenómenos meteorológicos, generalmente se producen debido a la variabilidad de factores como la temperatura, densidad, y la acción de los vientos, que van en su movimiento continuo desde las zonas de aire frío y denso, a las de aire cálido y más dilatado.

Los fenómenos meteorológicos son  una serie de procesos constantes que causan transformaciones en la naturaleza, alterando y modificando los elementos naturales para crear eventos que pueden ser extremos y peligrosos para los seres vivos.

Estos fenómenos se originan de manera espontánea, debido a condiciones que a pesar de ser continuas y permanentes, sufren alteraciones por causa de algunos factores que intervienen y que influyen en la intensidad de los mismos.

A pesar de ser generados por la naturaleza, estos fenómenos son considerados como eventos inusuales, cuando su intensidad causa daños que afectan a los seres vivos y al medio ambiente de la zona donde se suscitan. Descubre más en Causas y consecuencias del Calentamiento Global

Fenómenos meteorológicos

De los fenómenos meteorológicos que ocurren en la atmósfera, existe una gran variedad de tipos de los cuales varían en intensidad, frecuencia, complejidad y  nivel de riesgo.

La atmósfera del planeta Tierra tiene diversos estratos a medida que se va desde la superficie terrestre hasta el espacio, donde nos vamos encontrando variaciones en aspectos como la presión y la temperatura.

De la misma manera, se pueden observar cambios significativos en cuanto a la latitud y longitud, los cuales son indicadores del tipo de clima de las regiones del mundo, según su localización.

Las zonas climáticas pueden llegar a ser totalmente diferentes en cuanto a elementos como la humedad, la densidad y la cantidad de sol que reciben.

Fenómenos meteorológicos

Continuamente son vemos rodeados por fenómenos meteorológicos, la lluvia, la nieve, las tormentas suelen suceder con frecuencia, son tomados como eventos normales siempre que estén dentro de los parámetros regulares.

Los cambios en los elementos naturales, sus fuerzas y propiedades causan los fenómenos meteorológicos, que suelen presentarse de manera constante alrededor del mundo, los cuales se generan debido a ciclos naturales de los elemento como por ejemplo el ciclo hidrológico.

Estos mismos ciclos, también pueden causar fenómenos atmosféricos cuyo comportamiento es errático, los cuales pueden llegar a cobrar tanta fuerza que llegan a transformarse en potenciales catástrofes naturales.

A manera de ejemplo de este tipo de eventos naturales, que por algunas coincidencias climáticas se forman de manera más intensa y dejan una estela de destrucción a su paso debido a la fuerza que contienen, tenemos los tifones, huracanes, mangas marinas y entre otros. Descubre más en Prevención de Desastres Naturales

Fenómenos meteorológicos

Tipos

Los fenómenos meteorológicos se clasifican en dos grandes tipos, según sus características, la regularidad e intensidad con las que se presentan: los eventos normales y los fenómenos extremos.

Según esta clasificación, los fenómenos normales son aquellos que se presentan continuamente, y suelen estar identificados en una escala; generalmente son considerados como eventos regulares de una zona en particular.

Por el contrario cuando hablamos de los fenómenos meteorológicos extremos, nos referimos a que estos eventos suceden en forma y magnitud desmedida, totalmente fuera de los parámetros considerados como rutinarios.

Todo lo que se genere naturalmente pero que sobrepase las escalas de clasificación de los eventos, comportándose de manera atípica en la atmósfera, para el lugar y el tiempo que es analizado, es considerado como un suceso extremo.

Algunos ejemplos de los fenómenos meteorológicos extremos, tenemos a los huracanes, los tornados, las inundaciones, sequías y las olas de frío o de calor.

Fenómenos meteorológicos

De acuerdo a la naturaleza que tengan los fenómenos meteorológicos los eventos que se suceden se pueden clasificar en tres grandes grupos, tales como ópticos, hídricos y atmosféricos.

Los de tipo óptico  se producen por la manera de como incide la luz solar en la atmósfera de la Tierra y sus efectos con otros elementos naturales, como por ejemplo es el caso de las auroras boreales.

El ciclo hidrológico del agua genera impacto sobre las condiciones atmosféricas, por ejemplo el periodo de lluvias.

Pro último tenemos los atmosféricos, que se deben a las condiciones en que se manifiesta la presión y la temperatura sobre los vientos, los cuales generan corrientes de aire, que pueden llegar a transformarse en huracanes y depresiones tropicales.

Fenómenos meteorológicos más comunes

Los fenómenos meteorológicos habituales son los que tienen lugar diariamente en nuestra atmósfera, los cuales son desencadenamos por la incidencia de el aumento o descenso de elementos como la temperatura, la densidad del aire en la zona y la acción que genera el comportamiento de los vientos.

Cuando interactúan todos estos elementos se generan fenómenos naturales, los cuales se manifiestan ocasionalmente, de acuerdo a la zona donde se ubiquen y a la época del año a la que correspondan.

Estos eventos de tipo rutinario, generalmente no tienen efectos dañinos en el medio ambiente que puedan afectar a los seres vivos del entorno.

Fenómenos meteorológicos

Podemos describir algunos de estos fenómenos meteorológicos de la siguiente manera:

Lluvia

La lluvia es uno de los fenómenos meteorológicos más conocidos, en la mayoría de la superficie terrestre hay un momento en que se puede experimentar la lluvia.

Es un fenómeno común que suele ocurrir con mucha frecuencia en las zonas húmedas y en las tropicales, también según la temporada regularmente se tiene un periodo lluvioso.

Para explicar el proceso mediante el cual se produce la lluvia, debemos conocer unos términos importantes, tal es el caso de la condensación, el cual consiste en el cambio de la humedad en forma de vapor al estado líquido.

La precipitación de la lluvia desde las nubes hacia la tierra, se produce luego que se ha realizado el proceso anterior de condensación, en el cual la humedad de las fuentes hídricas suben hasta las nubes, para generar gotas de agua.

Ante el efecto del calor en la atmósfera propicia el ascenso de la humedad, y el frío de la altura hace crecer las gotas de agua, las cuales caen sobre la tierra completando el ciclo hidrológico.

Tormenta eléctrica

La tormenta eléctrica es un fenómeno meteorológico que se vincula frecuentemente con la lluvia, ya que regularmente se manifiestan juntos.

Este tipo de fenómeno natural tiene características extremas, como la presencia de rayos o relámpagos, acompañados de sus efectos sonoros como los son los truenos.

Las nubes que dan origen a las tormentas eléctricas son las de tipo “cumulonimbus” , las cuales son nubes grises grises, generalmente muy oscuras, de gran volumen vertical, que se mueven en el cielo en dirección a la tormenta.

Las tormentas eléctricas pueden presentarse de manera variada, pues puede aparecer junto con fuertes vientos y abundantes precipitaciones; algunas veces (aunque con menos frecuencia) suelen traer granizo, nevadas o se presentan con ausencia de lluvia.

Los característicos rayos que se ven de forma clara y amenazadora en el cielo durante las tormentas, son generados por cargas eléctricas presentes en las nubes.

Los truenos son la consecuencia de los procesos que originan los rayos, estos suceden antes de que podamos escuchar los truenos como parte de un proceso natural.

Viento

El viento es el movimiento en masa del aire que responde a la variabilidad de la presión atmosférica.

Cuando se calienta el aire, este sufre de una dilatación y se vuelve más ligero, lo cual trae como consecuencia que se eleven por encima de las masas de aire frío.

Los vientos pueden generarse en cualquier localización y de allí dirigirse en cualquier dirección que tenga las condiciones atmosféricas más indicadas para que su intensidad aumente.

También existen algunos tipos de vientos que se forman de acuerdo a las características de una zona determinada, las condiciones geográficas y climatológicas del lugar donde se forman, como por ejemplo los monzones, los cuales soplan en verano de sur a norte.

Estos fenómenos meteorológicos se clasifican y se denominan según la fuerza que tengan y la dirección desde la cual se han originado.

Cuando se producen aumentos repentinos que incrementan la velocidad regular del viento en un periodo corto de tiempo se le da el nombre de ráfagas.

Los vientos pueden cobrar muchísima fuerza; a los que tienen una duración intermedia se les suele llamar turbonadas, a los de larga duración se les divide según la intensidad y rapidez con la que se presentan, con lo cual tenemos, la brisa, temporal, tormenta, huracán o tifón.

Niebla

La niebla es un fenómeno atmosféricos que se genera cuando el aire lleva partículas de agua en suspensión, la cual se produce siempre antes de que se realice el proceso de condensación del agua contenida en la atmósfera.

Generalmente la niebla se manifiesta luego del ocaso, cuando es el momento en el cual el suelo pierde calor; cuando este se enfría totalmente se produce una condensación del vapor de la atmósfera en el aire cercano al suelo, originándose así la niebla.

La niebla es un evento común, en la época de invierno o en los lugares con clima frío. Su característica principal es que su aspecto es como el de una nube pero sobre la superficie terrestre.

Cuando se presenta la niebla la visión y la temperatura bajan considerablemente, ya que la luz del sol no puede entrar en su totalidad y calentar el suelo.

Nieve

La nieve es un fenómeno meteorológico que sencillamente está constituido por cristales de hielo. Descubre más en Copos de nieve

Este evento consiste en que el vapor de agua se somete a una alta exposición en la atmósfera a temperaturas bajísimas, siempre por debajo a los 0º centígrados, que luego cae a la tierra.

Los cristales de nieve pueden adoptar increíbles formas, llamadas copos; normalmente es de textura suave, pero cuando se acumula y se compacta por presiones externas puede transformarse en una capa de hielo muy dura.

El proceso que da origen a la nieve es muy similar al que produce la lluvia común, solo que la influencia de la temperatura hace que las gotas de agua no sean líquidas sino sólidas, por lo cual del cielo caen copos de nieve en vez de gotas de lluvia.

La posibilidad de que ocurra este evento atmosférico depende directamente de la altitud, a mayor altura es posible que se vea caer nieve del cielo; en las zonas tropicales es muy poco probable que esto suceda.

Arco Iris

Este evento meteorológico consiste en la aparición en el cielo de n arco de colores, el cual se ha producido por la descomposición de la luz del sol en el espectro visible, o sea en la campo electromagnético que el ojo puede percibir.

El arco Iris se produce por refracción, ya que los rayos solares atraviesan las pequeñísimas gotas de agua que se encuentran en la atmósfera.

Los arcos que se pueden ver en el cielo cuando sucede este fenómeno, son de tipo concéntricos; salvo en ocasiones especiales siempre vemos el color rojo en la parte exterior y el violeta en la interior, los otros colores son el naranja, amarillo, verde, azul, y turquesa.

Es común que este fenómeno meteorológico se presente luego de la lluvia o de alguna tormenta.

Heladas

Son fenómenos meteorológicos que se producen por que ocurre un descenso brusco de la temperatura, usualmente el frío llega a niveles inferiores al punto de congelación del agua, lo cual da como resultado que el aire se congele.

Cuando se presenta este fenómeno el aire que llega al suelo cubre en forma de hielo todas las superficies donde se hayan presentado las bajas temperaturas.

A pesar de que una fina capa de hielo cubra el suelo, no quiere decir necesariamente que se haya producido con lluvia, ya que el hielo presente en el lugar proviene del agua en el ambiente del sitio.

Anticiclón

En el anticiclón el aire es más estable que el del entorno que lo circunda. Este fenómeno baja desde las capas altas de la atmósfera hasta llegar al suelo.

A diferencia de otros fenómenos atmosféricos, los anticiclones provocan situaciones climatológicas estables, ausencia de lluvia y tampoco es usual observar formaciones de nubes cuando se está en presencia de un anticiclón.

Un dato curioso es que los anticiclones giran en sentido de las agujas del reloj en el hemisferio norte, y en sentido contrario en el hemisferio sur.

El resultado de un anticiclón es que la atmósfera se suele ver totalmente despejada, cuando es invierno la temperatura es sumamente fría y en verano tiende a subir bastante, presentando un día con mucho calor.

Fenómenos Meteorológicos Extremos

Los fenómenos meteorológicos extremos son los que se presentan de manera inesperada, con una intensidad severa, usualmente fuera de la estación en la que generalmente ocurren.

Actualmente muchos de los eventos meteorológicos extremos que ocurren  son originados por el calentamiento global que existe, el cual es producto de factores que ha causado el propio ser humano.

Algunos de estos fenómenos son considerados una amenaza creciente, pues cada vez se presentan con más fuerza y ferocidad, lo cual representa un peligro latente para los seres vivos y el medio ambiente en general, debido a la destrucción que dejan estos eventos.

Algunos de estos fenómenos extremos son:

Tornados

Un tornado es un fenómeno meteorológico que consiste en una columna de aire que va a una muy alta velocidad, en la cual su extremo inferior hace contacto todo el tiempo con la superficie de la Tierra.

Es uno de los fenómenos atmosféricos de mayor fuerza energética que existen, no obstante suelen tener poca duración.

Los tornados siempre presentan la forma de una nube cono; alrededor de la estructura principal suele existir una nube que contiene desechos y partículas de polvo.

Un tornado puede tener diferentes tamaños, en cuanto a su velocidad, cuentan con vientos que va entre 65 y 180 kilómetros por hora, y su tamaño puede alcanzar aproximadamente unos 75 metros de ancho.

Algunos desencadenan una peligrosidad extrema llegando la velocidad de sus vientos a unos 450 kilómetros por hora y a 2 kilómetros en su diámetro, estos gigantes pueden recorrer hasta 100 kilómetros de superficie.

Manga Marina

La manga marina es una masa de nubes que toma forma de embudo que va girando violenta y rápidamente. Cuando se presenta, esta masa va descendiendo desde una base de nubes, todas de tipo cúmulo, hasta llegar a la superficie del mar.

También esta acumulación de nubes provoca el ascenso de la humedad marina hasta llegar a cierta altura.

Básicamente una manga marina es un tornado, pero a lo que toca suelo marino se le llama manga o tromba marina; de hecho si se mueve y toca tierra se convierte en un tornado convencional, con un poder de destrucción que aumenta mientras crece.

Huracanes

Los huracanes son los más destructivos fenómenos meteorológicos que existe en el planeta, cada año se produce lo que se conoce como temporada de huracanes, la cual es temida por que al ocurrir, la fuerza del viento puede destruir todo a su paso, traer lluvias inclementes, inundaciones y  tormentas eléctricas.

El huracán es un fenómeno meteorológico que se forma cuando existen las condiciones climáticas propicias tales como la baja presión atmosférica, con un nivel intenso de precipitaciones, y presencia de actividad eléctrica.

Estos eventos extremos ocasionales tienen distintos nombres dependiendo de la región donde se presenten, así tenemos que si se forma en el Caribe, se le llama Ciclón Tropical, si se forma en el Océano Indico se llama tifón y Baguío si proviene del Mar de Japón.

Un huracán se forma cuando se dan ciertas condiciones, como una alteración atmosférica en la se incluyan tormentas, océanos con temperaturas oceánicas cálidas (de al menos 26 grados) y vientos en los niveles altos de la atmósfera que no cambien de dirección ni de velocidad.

El movimiento de rotación de la Tierra le da a la dirección del viento una forma circular, que gira y se desplaza destruyendo todo a su paso.

Deja un comentario