Planta de lavanda, descubre el agradable olor de esta flor

La planta de lavanda es un tipo de arbusto, se reconoce fácilmente debido a sus tonalidades púrpura y violáceo así como su olor, ya que ambos son característicos del arbusto, pertenece al género de plantas Lavandula, conoce un poco más de esta fabulosa planta.

La planta de lavanda

Las plantas de lavanda pertenecen al género de Lavandula, que está constituido por más de 60 especies de lavanda, cada una diferentes entre sí en donde, pese a que su color púrpura es el más conocido, la lavanda al estar extendido por todo el mundo la podemos encontrar en diversas tonalidades desde blancos a azules y rosados. Si te gusta saber sobre la jardinería y no sabes qué plantas tener en tu casa, te recomendamos Plantas acuáticas.

Desde tiempos pasados, la planta de lavanda se ha utilizado para tratar diferentes enfermedades, desde la ansiedad hasta las migrañas y el insomnio, e incluso enfermedades cutáneas como lo son el acné, las náuseas y hasta para el dolor en los dientes.

Esta planta perenne, perteneciente a la familia de las lamiáceas, es muy versátil así como bastante resistente y con capacidad de crecer con bastante rapidez en la mayoría de los lugares en donde se planten.

Características generales

Tenemos principalmente, que la planta de lavanda cuenta con las características de un arbusto oriundo del clima mediterráneo, esto implica que:

  1. Necesitará recibir sol directo, en específico, por lo menos unas 6 horas al día.
  2. La planta de lavanda no tolera muy bien los suelos que se encuentran excesivamente húmedos, esto implica que tendrá que contar con un buen drenaje con la finalidad de que la tierra no se llegue a encharcar.
  3. En cuanto al tipo de suelo, la lavanda necesitará que su sustrato sea alcalino, es decir, que tenga un pH alto.
  4. Si el agua se llega a acumular en exceso y a su vez dura bastante tiempo así, se correrá el riesgo de que las raíces se enfermen, e incluso puede llegar a los extremos de pudrirse, es por esto, que en el momento de regarla, se tendrá que esperar hasta que lz tierra se encuentre seca, ya que es mejor asegurarse de que tenga buen drenaje que impida que el agua que sobre se quede estancada.

¿Qué tipo de maceta necesita la lavanda?

En el caso de la planta de lavanda, está perfectamente puede llegar a crecer en una maceta, en realidad tenerla en ella es una práctica muy común, en vista de que les permite esto, a quien cultiva esta planta aromática, sin requerir el contar con un jardín o de un terreno de cultivo.

Pese a ello, lo que es importante de tener una maceta, es que esta tiene que ser grande, porque está acostumbrada a crecer en el suelo y por tanto, necesita el suficiente espacio para que sus raíces se extiendan, por tanto, la maceta tiene que ser de unos 30 a 40 centímetros de diámetro.

Si la maceta es más pequeña de lo anteriormente mencionado, la planta no se podrá desarrollar como debería o puede que no sea tan vistosa y colorida como se está acostumbrado a que las personas vean a esta maravillosa planta.

De igual forma, el tipo de maceta que más se utiliza para la lavanda, es que aquella que es de cerámica o de terracota, sí que esté pintada o esmaltada; la razón de esto, es que al ser porosa, esta le permite al agua sobrante que se evapore más fácilmente, a su vez ella le favorecerá tanto en su crecimiento como en la salud de sus raíces, aspectos importantes de toda planta.

READ  22 Plantas extintas, causas, nombres, fotos y más

Así como también, tiene que contar con un buen drenaje, por lo cual es necesario que la maceta cuente con agujero en la parte inferior, e incluso, si se quiere tener un mejor drenaje, lo más recomendado es colocar en la parte inferior un poco de grava previamente del sustrato y de la propia lavanda.

¿Cómo cuidar esta planta en maceta?

Como ya se ha mencionado a lo largo de este artículo, la planta de lavanda es una especie que no le gusta el exceso de humedad, es por esta razón, que además de contar con una buena fuente de drenaje, se tiene que prestar atención a los espacios de riego, con la finalidad de que la tierra se llegue a secar por completo antes de regarla de nuevo.

No es tan importante que el sustrato se seque por completo, lo que sí hay que prestar atención es que se tiene que evitar que la humedad continúe del mismo modo, la manera correcta de regarla es una vez cada dos semanas, está en el caso de los meses fríos, y una vez por semana, en el caso de los meses cálidos.

En el caso del cabo en la planta de lavanda, este no tiene que ser utilizado de manera excesiva, y a su vez, está si se utiliza el abono inadecuado, puede reaccionar de manera negativa. Por lo tanto, lo más recomendable es que no se le aplique abonó en el caso de que no se necesite, pero en el caso de que lo necesite, se tiene que asegurar de que se trata de un abono que cuente con baja concentración de nitrógeno, ya que de lo contrario puede alterar el suelo.

Es que, en realidad, por muy interesante y curioso que parezca, si se utiliza el abono de manera excesiva el crecimiento de las hojas se verá favorecido a su vez con un detrimento de las flores, por lo que, en otras palabras, la planta de lavanda contará con un aroma y vistosidad muy llamativo.

En el momento de llevar a cabo la poda, es necesario de que se realice de manera limitada, a su vez, se tiene que mantener la forma correcta del arbusto, los mejores meses para podar son a principios de primavera, así como en otoño.

Por otro lado, se tiene que prestar atención a eliminar las flores que se encuentren marchitas del arbusto, debido a que su presencia puede afectar el crecimiento de ella, así como evitar que la renovación floral se realice como debería.

Descripción

La planta de lavanda son perennes tallos de secciones cuadrangulares, son sufruticosas (son las plantas leñosas que no se yerguen sobre un tronco o fuste, sino que se llegan a ramificar desde la base de la misma).

Es una especie que generalmente cuenta con bastantes folios en la parte inferior, a su vez presenta hojas que son estrechamente lanceoladas y anchamente elípticas, son enteras y son dentadas o en algunas ocasiones divididas.

Presentan pelos simples, con ramificaciones y glanduliferus. En el caso de la inflorescencia, esta es espiciforme, ya que está compuesta por cercanos verticilastros (disposición de más de tres órganos de la planta, es decir, que brotan desde el mismo nudo), cuentan con un periodo de largos escapos.

READ  Silvicultura, definición, características y todas sus consecuencias

En el caso de las brácteas, cabe destacar que estas son diferentes a las hojas, en vista de que generalmente son coloreadas las que se encuentran en la parte superior, y a su vez son sumamente diferentes en penacho o en la corona.

El cáliz cuenta con unos cinco dientes triangulares de tamaños pequeños, contando en la parte superior con un acabado en un apéndice que es más o menos elíptico, cuando está en su tamaño pequeño es opérculo, en el cual se llega a cerrar la garganta del cáliz.

El tubo del pequeño opérculo muestra unos 8 a 15 nervios, los cuales no tiene un anillo interno de pelos (carpostegio). Su carola es bilabiada, con un color que puede variar dependiendo de la especie entre el lavanda, el azul, lila o el violeta, e incluso podemos encontrarla en blanca, aunque esto ocurre rara vez.

El labio superior muestra dos lóbulos, y en la parte inferior son tres, cada uno de ellos con un tamaño parecido, presenta cuatro estambres, son didinamos, la parte superior más corta que la inferior, no son sobresalientes al tubo, su estilo es capitado; y el fruto en tetra-núcula, cada una de ellas son elipsoides y de un color castaño.

Distribución

La distribución de la planta de lavanda, la podemos encontrar en la región micronesia, así como también en toda la cuenca mediterránea. De manera dispersa la podemos apreciar en el Norte de África, en el Sur de Asia, hasta la India y en la Península arábiga.

En el caso de las introducciones ya sea de especies naturales, de híbridos y cultivares, las podemos encontrar en diversos países, las cuales las cultivan de manera excesiva para destinarla a la destilación. En cuanto a Brihuega, el uso de esta planta se caracteriza porque los turistas realizan poses vestidos de blancos y entre los campos del arbusto de lavanda.

Usos

En el caso del uso de la planta de lavanda tenemos que desde la antigüedad, como ya se mencionó, se utiliza tanto ornamental como para la obtención de diversas esencias que van desde aromatizantes hasta condimentos. Si te gusta la naturaleza, te recomendamos leer un artículo que te gustara sobre Tipos de Plantas.

Las que más se utilizan son las de espliego, conocidas por su nombre científico como L. angustifolia, L. latifolia, así como los lavandines, las cuales son de origen híbrido como grosso, el abrial y el super; y por último en menor medida las L. dentada, L. pedunculata.

En cuanto al aceite esencial, se obtiene dependiendo tanto de la especie como de la estación y, por supuesto, del método de destilación; es una esencia que generalmente es utilizada en las industrias de productos de tocador, de perfumería y en pomadas con la finalidad de enmascarar los olores más desagradables o incluso para poder conciliar el sueño.

Taxonomía

El género lo describió Carlos Linneo y su etimología Lavandula viene del nombre derivado del francés lavandre, así como del griego  λανω por medio del latín lǎvo, lǎvātum, -āre, cada una de estas palabras significan lavar, limpiar ya que hacen referencia al uso de aquellas infusiones en donde las plantas sirven para el lavado.

Pese a ello, algunas personas piensan que esta definición puede ser errónea, en vista de que también podría derivarse del latín līvěo, -ēre que significa azulado; siendo considerada la etimología más aceptada, debido a que esta se refiere al color que generalmente tienen estas plantas, así como tampoco está relacionada con que en el pasado se lavara con la planta de lavanda.

READ  ¿Sabes cuáles son las plantas ornamentales?, conócelas

PLANTA DE LAVANDA

Taxones en la península ibérica

En la península ibérica encontramos a estos diferentes taxones:

Naturales

Para este caso, tenemos:

  • Lavandula angustifolia
  • Lavandula angustifolia (pirenaica)
  • Lavandula dentata
  • Lavandula lanata
  • Lavandula latifolia
  • Lavandula multifida
  • Lavandula pedunculata
  • Lavandula stoechas
  • Lavandula stoechas  (luisieri)
  • Lavandula stoechas  (stoechas)
  • Lavandula viridis

Híbridos

Con respecto a estos taxones, encontramos:

  • Lavandula angustifolia angustifolia × latifolia
  • Lavandula angustifolia pyrenaica × latifolia
  • Lavandula angustifolia × dentata
  • Lavandula dentata × lanata
  • Lavandula dentata × latifolia (= L. × heterophylla)
    Lavandula lanata × latifolia
  • Lavandula pedunculata × stoechas
  • Lavandula pedunculata × viridis
  • Lavandula stoechas × viridis

PLANTA DE LAVANDA

Curiosidades

La lavanda es una de las plantas aromáticas más conocidas en todo el mundo, en realidad, para muchos, es una planta que por su limpio olor, nos llega a transportar a nuestra niñez así como también a los cálidos climas y paisajes mediterráneos, conoce unas curiosidades acerca de la planta de lavanda:

  1. La planta de lavanda es considerada la flor nacional de Portugal
  2. La planta de lavanda es una planta perenne, la cual pertenece a la misma familia que la meta y otras más, es decir, a las lamiáceas.
  3. Su nombre científico es Lavandula
  4. El género de la planta de lavanda comprende a más de 60 especies.
  5. La especie por la que se conoce a la lavanda, es la lavandula angustifolia, debido a que es la correspondiente a su característico tono, siendo además la más cultivada.
  6. En la antigüedad, en específico los romanos, utilizaban la planta de lavanda para perfumar el agua del baño así como también la ropa de la cama.
  7. La lavanda tiene bastantes usos, sin embargo, comercialmente, la producción de aceites esenciales es el que más se utiliza.
  8. En el caso de sus tallos, estos están recubiertos por finas pilosidades, las cuales se caracterizan por ser ricas y esenciales.
  9. La planta de lavanda tolera perfectamente la sequía, así como las altas temperaturas.
  10. Cualquier persona puede cultivar la lavanda seca durante todo el año, en donde es el secado uno de los procesos más sencillas, ya que no se pasa más de unas 2 a 3 semanas.
  11. Se puede ampliar la frecuencia de floración, si se llega a cultivar diversas especies de lavanda.
  12. En cuanto a sus usos terapéuticos, podemos encontrar que el aceite esencial de lavandre sirve como sedante, siendo utilizado frecuentemente para conciliar el sueño más rápido.
  13. Es usado en el caso culinario, como condimento en diversas preparaciones tanto de platos salados y dulces, para esto se usan solamente las flores.
  14. En el Antiguo Egipto, la lavanda era considerada una de las hierbas esenciales para el proceso de momificación.
  15. Algunas historias señalan que la reina Victoria de Inglaterra, estaba enamorada de estas flores, no solo por su color sino también por su aroma, que generalmente tomaba infusiones de lavanda con la finalidad de combatir diversas molestias, que van desde las estomacales hasta las cefaleas. E incluso llegó a pintar alguno de sus muebles de color lavanda.
  16. En el caso de la Reina María Antonieta, a esta le gustaba decorar su castillo con estas hermosas flores.
  17. Durante los siglos XVI al XVII, en donde las personas generalmente no tenían la costumbre de bañarse, utilizaban la lavanda para así presumir tanto su ropa de vestir como la cama.
  18. Con la lavanda se puede atraer a diversas mariposas y abejas.
  19. La lavanda híbrida, también conocida como lavadin, cuenta con grandes cantidades de alcanfor, el cual es perfecto para alejar a los insectos, por tanto, es ideal cultivarlo en los jardines, ya que alejara a los mosquitos.