Dispensador de comida para perros: cómo realizarlo y más

¡Crea tú mismo un dispensador de comida para perros! Este curioso y entretenido artefacto, te hará descubrir lo mucho que tu perro necesita tener diversión y estimulación física e intelectual a la hora de comer. Este artículo que te servirá como guía tutorial te resultará muy útil si tienes un perro de raza pequeña o mediana, un gato, o cualquier otra mascota.

Dispensador de comida para perros

¿Cómo hacer un dispensador de comida para perros?

En las tiendas de mascotas puedes encontrar una buena variedad de dispensadores de comida, con elementos que harán que la hora de comer sea un divertido reto y una actividad muy dinámica para tu perro. Pero si deseas ahorrar dinero y al mismo tiempo satisfacer la necesidad de tu mascota, tú mismo puedes armar este objeto desde cero. Para hacerlo puedes necesitar estos materiales:

  • Una tijera o navaja cutter.
  • Pistola de silicona o pega blanca.
  • Cartón grande.
  • El recipiente para comer de tu animalito.
  • Una pequeña tapa cilíndrica de 3 pulgadas.
  • Trozos de madera alargados.
  • Una porción de la comida de tu mascota.

Dispensador de comida para perros

A continuación, las instrucciones paso a paso para armar tu propio dispensador de comida para perros:

Toma el cartón y recórtalo de forma rectangular y marca las bases para una pirámide truncada, que va a tener una base cuadrada. Dibújala tomando en cuenta que es una pirámide que quedará en un plano paralelo en relación a su base. Separa la parte que contiene al vértice, puedes hacer uso de una plantilla o un molde.

Corta las partes con la tijera o la navaja cutter, junta las partes que recortaste por las pestañas y fíjalas usando el pegamento o la silicona caliente, apretándolas bastante para que queden unidas. Agrega más pegamento y coloca sobre la base de la pirámide una parte lateral y otras dos encima de la parte superior trucada.

READ  Ahuyentar mosquitos, ideas para evitarlos y mucho más

Finalizando este paso, toma la cartulina y enróllala con la ayuda de un lápiz para que quede en forma de cilindro, y fija esta forma con el pegamento. En una de las puntas del cilindro, coloca un trocito de cartón y dos bases de madera.

Busca la pirámide que hiciste anteriormente, colócala sobre el cilindro y fija unas ligas en los trozos pequeños de madera. Debes hacer este procedimiento por los dos lados, ya que este método permite que se abra y se cierre la pirámide trucada.

Corta cuatro piezas de lo que te sobra de cartón y únelas para hacer una pequeña cajita. En la parte delantera, en el centro, haz un orificio en forma rectangular. En ese espacio insertas el canal por donde se transportará el alimento, este canal lo puedes hacer recortando dos bases laterales largas y fijándolas con el silicón o pegamento.

En la parte superior de la caja, coloca la estructura triangular y abres un pequeño orificio, que cree una salida para el cilindro. En esa parte saliente del cilindro, pega un pequeño cuadrado de cartón.

Toma un trozo del cartón y pégalo a la tapa cilíndrica de tres pulgadas, abres un agujero que sirva de conexión para ambos materiales. Llena el recipiente en forma de cilindro con la porción de alimento, cierra con la tapa que perforaste y coloca silicón o pega en cada esquina. Une la caja a la estructura y gira. Ahora que está ensamblado de manera segura, ¡puedes decorarlo pintándolo desde la parte de afuera!

Y ahora, ya sabes los pasos necesarios para crear un dispensador de comida para perros de manera económica, reciclable y ecológica, además de que tienes una nueva manera de que tu perro se divierta a la hora de comer. Descubre además cuales son los alimentos que no pueden comer los perros.

READ  Vinagre de vino blanco, propiedades, usos y mucho más.

Ventajas 

Una vez que pongas a funcionar el dispensador de comida que hiciste desde cero para tu perrito, comenzarás a descubrir el por qué es una herramienta útil para su desarrollo físico y cognitivo.

Para los perros, tener un reto divertido por el cual deberán esforzarse para obtener su comida, hace que comer sea más placentero y disfrutable para ellos. Recibir una “recompensa” por su trabajo hace que comer sea una actividad mucho más estimulante para ellos.

Obviamente, el reto que el dispensador de comida le presente al perro no debe hacer que conseguir su comida sea un esfuerzo demasiado grande, o que le lleve mucho tiempo, para tu mascota será más que suficiente el tener que “luchar” un poco para conseguir su premio, ya que será un entretenido juego para él o ella.

Así que ahora sabes unas de las razones por las cuales este artefacto es recomendado para estimular a tu mascota y hacer que tenga actividad física. Pueda que te interese cómo hacer un alimento balanceado para perros lo que descubriras ingresando al enlace que estamos ofreciendo.

¿Por qué usar un dispensador de comida ?

Es un método recomendado por veterinarios, muy eficaz en caso de que tu mascota coma muy rápido y quede siempre insatisfecho, incluso después de comer.

Sólo necesitas de un poco de imaginación para crear un mecanismo que se adapte a tu perro y lo entretenga; ya sea el que tengan que usar su patita para empujar la puerta que deja salir a su comida, o hacer que el proceso en el que la comida pasa del dispensador a su plato sea divertido y estimulante de ver.

READ  Propiedades del comino, todo sobre su uso y mucho más.

Es recomendable asegurarte con un veterinario de que tu mascota está en un buen estado de salud, para poder crear este artefacto para él. La mejor parte es que, cuando tú mismo fabricas este dispensador de comida para perros, puedes diseñarlo adaptándolo a su tamaño y a la comida que le proporcionas.

El presentarle una manera de hacer actividad física a tu perrito, para obtener su comida, hará que se esfuerce en comer más despacio. De esta forma, poco a poco dejará de comerse su comida en un par de bocados, lo cual hace que su salud y sus estados de ánimo mejoren bastante.

Ahora conoces todos los beneficios que trae crear un dispensador de comida para perros con materiales reciclados, sin gastar dinero y haciéndole bien a la mascota que amas, ¡haz el tuyo ya!