¿Sabes qué es la horticultura?, te lo contamos todo aquí

Cosechar y consumir los vegetales que sembramos nosotros mismos se conoce como horticultura, tema de este artículo donde se analizan los elementos que constituye esta práctica agrícola. Sigue leyendo y te enterarás además de ¿cómo crear tu propio huerto?

Horticultura

¿Qué es la horticultura?

La horticultura,  epistemológicamente procede de la expresión latina hortus que significa jardín, así como huerta que se interpreta como planta y cultura que significa cultivo. En otras palabras, cultivos en huertas. Te sugerimos leer alegría del hogar

Al respecto, la Real Academia Española conceptualiza a la horticultura como el espacio o terreno donde se siembran verduras, hortalizas y en ocasiones árboles frutales.

Ahora bien, la horticultura puede conceptualizarse de diferentes formas, tal como se expresa a continuación:

En primera instancia, se define como el sistema de cultivo de vegetales que se producen en un huerto. En tal sentido, es la ciencia y tecnología sustentada en la producción de vegetales cuya utilización se destina al consumo propio. Por tanto, son plantaciones destinadas específicamente a la cosecha de vegetales. En el siguiente video se define la horticultura

Seguidamente, se conceptúa como la manera de desarrollar huertos verdes para el sostén o consumo fresco de vegetales utilizados en la preparación culinaria.

Por su parte, la Sociedad Internacional de Ciencias Hortícolas (ISHS), incluye dentro de la horticultura a la floricultura, así como las especies olorosas y medicinales.

El desarrollo de esta práctica agrícola de cultivo de vegetales facilita la obtención de productos con vitaminas y nutrientes idóneos para quienes los consumen. Pues la siembra de estos productos verdes, son preferiblemente orgánicos.

Horticultura

Características

La horticultura, tal como se ha mencionado, es el sistema del cultivo de vegetales ideal para el sustento propio. Así que entre las características de esta actividad agrícola se pueden señalar las siguientes:

Utilidad del agua

El agua se convierte en un elemento de vital importancia para el adecuado progreso de las plantas. Además, el terreno donde se sembrarán debe moverse y abonarse para obtener los resultados deseados con respecto a la futura recolección de hortalizas que garanticen su calidad. Te sugerimos leer a amarilis

Condiciones ecológicas.

Las condiciones ecológicas constituyen un elemento fundamental para obtener resultados satisfactorios con respecto a los cultivos. En este caso la siembra debe estar protegida contra los insectos, pero para ello, se requiere el uso de insecticidas orgánicos.

Otro aspecto asociado a estas condiciones, es el control de maleza que en la práctica de la horticultura ha de estar en armonía con la naturaleza.

Horticultura

Calidad de los productos

La horticultura garantiza la calidad nutricional de los vegetales por varias razones, entre las que encontramos: que controla la cosecha y les otorga cuidado a través de abonos orgánicos, esto permite mejorar el rendimiento de la cosecha.

Utilizan la genética para la producción de plantas que puedan sintetizar moléculas químicas para luchar contra los insectos, plagas, malezas y demás males que le pudieran aquejar.

Importancia

La horticultura es importante desde diferentes aspectos, entre los que pudieran mencionarse los siguientes:

Abastecimiento local

Este tipo de actividad agrícola se convierte en una fuente de abastecimiento vegetal local distinto a los sistemas agroindustriales a los que se ha estado acostumbrado, lo que lo convierte en algo innovador.

Horticultura

Agricultura ecológica

La horticultura es un sistema que armoniza con el ambiente, de allí la importancia que esta tiene para la ecología, debido a que no deteriora ni contamina los suelos. Por tanto, se centran en el cuidado del medio ambiente.

Información educativa

La importancia en el contexto educativo de este sistema de cultivo es que brinda información a través de diferentes técnicas: talleres, cursos y asistencia técnica para consolidar la horticultura como una forma de  promover las plantaciones requeridas para el consumo.

Calidad de las hortalizas

Los procesos de la agricultura ecológica se centran en la búsqueda de la calidad de los productos, es decir, de los vegetales.

De ahí, que la horticultura aporta variados beneficios y mejoras a la producción.

Horticultura

Historia 

La horticultura es una práctica de cultivo de plantas que data desde mucho tiempo atrás, surge a la par con el sedentarismo, es decir cuando el hombre dejó de ser nómada y se comenzó a establecer en un determinado lugar. Tales aspectos históricos relacionados con este sistema de cultivo se describen a continuación:

Antigüedad

Una de las civilizaciones más antiguas que desarrolló la práctica del cultivo de plantas incluso mucho siglos antes de Cristo fue la egipcia, donde incluso utilizaban las plantas con fines terapéuticos y habían ideado un sistema para el riego de sus cultivos. Te sugerimos leer partes de una flor

Los egipcios no solo cultivaban las plantas, sino que además éstas la utilizaban con diferentes fines: alimenticios, terapéuticos y cosméticos. Pues en esta civilización se inició la industria del perfume.

Posteriormente los mesopotámicos, asiros y babilónicos también utilizaron la práctica de la horticultura. En este sentido, desarrollaron la agricultura como una manera para su subsistencia. Asimismo, los babilónicos idearon viveros colgantes.

Horticultura

En esta misma línea histórica, es importante mencionar a China y Grecia, donde se desarrollaba el cultivo de plantas y hortalizas, además en estos países surgen los primeros textos de botánicas. Esto es una muestra de la influencia que representan en los inicios de este sistema de cultivo.

Por su parte, Roma también forma parte del desarrollo histórico de la horticultura, en el sentido que fue una civilización que ideó un modelo de vivero con el cuidado y mantenimiento  de productos orgánicos. Estos comenzaron una forma para conservar los frutos a través de la refrigeración.

Edad media

Durante la edad media el cultivo de plantas y hortalizas se detuvo o no avanzó de manera esplendorosa como venía sucediendo en épocas anteriores. Pero, esta situación se modificó al llegar el renacimiento donde la jardinería como práctica de la horticultura tiene gran auge.

Por otra parte, durante el renacimiento se generaron nuevos avances en este sistema de cultivo, tales como: desarrollo de la botánica, la genética y herencia, fisiología, entre otros. Además, se promueve el desarrollo del sistema de cultivo en diferentes áreas como las antes señaladas, así que además de ser una práctica orgánica genera las posibilidades de desarrollo financiero.

READ  Pasionaria, todo lo que debes conocer de esta planta y más.

En este sentido,  la horticultura puede formar parte de  espacios, ambientes y territorios tan variados como en organizaciones industriales, instructivas y legislativas.

Edad contemporánea

En el devenir del tiempo, la horticultura se ha desarrollado de manera significativa a tal punto que en la actualidad este sistema constituye una forma idónea no solo para el cultivo de hortalizas, sino además, flores frutos y granos.

Por otra parte, el avance tecnológico que se ha implementado permite el desarrollo e importancia de esta área en el campo de la agricultura, botánica, genética, entre otros. Asimismo, las formas adecuadas para incluir en ellas una fuente para la economía de manera rentable y sustentable.

Horticultura

Áreas de estudio

Las áreas de estudios asociadas a la horticultura de acuerdo a los países de habla inglesa y según la Sociedad Internacional para las Ciencias Hortícolas (ISHS) se concretan en cinco áreas como las que a continuación se describen:

Floricultura  

Una de las áreas que aborda la horticultura es la floricultura que es una técnica destinada al cultivo de flores y plantas ornamentales. Es decir, con fines decorativos.

Fruticultura 

Esta área se dedica específicamente a la producción y cultivo de especies leñosas y semileñosas productoras de frutas. Para el cultivo la fruticultura estudia los suelos, el clima y demás elementos que inciden en el desarrollo y calidad de las frutas que produce.

Además, tiene entre sus facultades estudiar el mercadeo para la colocación y distribución de sus productos.

Horticultura

Esta área también se encarga del cultivo de hierbas aromáticas y plantas medicinales y aquellos cultivos asociados a la perfumería como es el caso de la planta de lavanda.

Olericultura

La olericultura es aquella que se encarga de plantación de especies vegetales. Es la ciencia que abarca tanto la plantación racional y económica de las plantas cultivadas generalmente en huertas, lo que significa, las hortalizas y verduras de forma genérica; como también esta ciencia se encarga de estudiar todos los aspectos relacionados con el manejo, cultivo y desarrollo económico de este sistema de siembra.

Arboricultura 

Esta área que forma parte de la horticultura se orienta específicamente al cultivo de árboles ornamentales. En otras palabras, árboles que se pueden cultivar en terrenos y espacios urbanos con fines de embellecimiento de los ambientes.

Horticultura

Fisiología post-cosecha

Otra de las áreas que estudia la horticultura es la fisiología post-cosecha, la cual se refiere a la preservación de la calidad, prevención y cuidado de la cosecha como forma para cuidar de manera apropiada la producción de los productos.

En América Latina la horticultura se asocia a las áreas de estudios antes descritas, aunque no se especifique o distinga en este sistema de cultivo, pero las formas de producción, cuidado y protección de los productos y cosechas tienen una orientación similar a la planteada para los países de habla inglesa.

Tipos de Horticultura

Desde una perspectiva general la horticultura está destinada al desarrollo de hierbas y verduras de diferentes tipos. La función de la horticultura en general se orienta a la producción no de grandes cantidades de productos, sino la calidad de los cultivos cosechados. Cuando se hace referencia a la horticultura en general, se refiere al cultivo en jardines o pequeñas parcelas para la obtención de productos específicos para el consumo.

En el ámbito de la horticultura existen diferentes tipos, es decir, la orientación y forma de cultivo de acuerdo a las necesidades, tipo de plantas que se cultivan, la forma como se desarrolla el proceso, producción de la cosecha y colocación de la misma. Tales tipos se destacan a continuación:

Horticultura

Orgánica

La horticultura orgánica está asociada directamente con la producción de vegetales, flores y plantas  de forma natural. Es decir, es una manera ecológica de cultivar la tierra para no dañarla y/o contaminarla, al contrario con este tipo de cultivo se protege la corteza terrestre.

En este tipo de horticultura, conviene citar al ensayista japonés Masanobu Fukuoka quien inventó el sistema de cultivar sin la utilización del arado, pero esta forma de sembrar es factible para los ranchos de pequeña escala.

Desde esta perspectiva, la horticultura orgánica se sustenta en el hecho de que las personas pueden obtener un producto desde cultivados en macetas  o huertas hasta espacios de terrenos más extensos.

A esto es importante indicar  que en un pequeño espacio de terreno se pueden obtener productos alimenticios para el sustento familiar.

En síntesis, entre los objetivos de la horticultura orgánica se destaca que esta se orienta hacia la producción de alimentos sólidos con calidad nutritiva obtenidos de manera natural.

Ecológica

La horticultura ecológica es un sistema de cultivo donde no se acepta el uso de fertilizantes, pesticidas, herbicidas o insecticidas de origen sintéticos o químicos para el control de las plagas o malezas.

Para ello, se utilizan subproductos como el estiércol, abonos verdes o desechos orgánicos. También para la calidad de los suelos, se promueve la rotación de cultivos. Estas acciones permiten la producción de nutrientes para las plantas y el control de las enfermedades en armonía con el ambiente, en otras palabras, un cultivo ecológico.

En esta línea de acción, la horticultura ecológica entre sus acciones se destaca el hecho de que este sistema de cultivo se inclina hacia la potenciación de la fertilidad de la tierra. Por otra parte, en este sistema de cultivo se sustenta en la utilización de abonos orgánicos en detrimento de los químicos, estos últimos no son permitidos.

Se promueve el desarrollo de la biodiversidad en armonía constante con el medio ambiente. Lo expresado es posible de alcanzar porque se promueven estrategias agronómicas enmarcadas en sistemas y técnicas naturales y se obvian los elementos manufacturados. Así pues que en vez de ello, se trata al suelo con elementos reutilizables de los cultivos precedentes, como es el caso del despojo natural y restos de alimentos que se utilizan como compuestos.

La práctica ecológica 

Se define como un sistema de siembra que se utiliza a escala mundial, lo que significa que muchos ambientes y terrenos en el mundo son cultivados a través de este sistema o método ecológico.

Por tanto, el objetivo de la agricultura ecológica se vincula directamente con la producción agraria, es decir, una forma de producción agrícola de manera natural donde el financiamiento es posible y su productividad mayor.

READ  Níspero: Cómo cultivarlo, cualidades, recetas y más

Ornamental

Este tipo de horticultura, también se denomina decorativo. De ahí que es aquel que se orienta al cultivo de plantas ornamentales. En este tipo de siembra o cultivos se destacan las plantas florales y otras que sean de interés decorativo.

Horticultura

Considerando lo expuesto, este sistema de cultivo es muy apetecible por su capacidad de producción de plantas decorativas que han alcanzado un auge mundial. Por ende, su comercialización se incrementa de manera progresiva.

Urbana

Otro tipo de horticultura es la urbana, la cual se define como el sistema de cultivo que se desarrolla en las ciudades y por ende, la topología y configuración de los elementos constructivos hacen que la siembra de hortalizas y otras plantas, se adecúe a los elementos de espacio, ubicación, agua, luz y otros aspectos.

En un huerto, jardín o cualquiera siembra en el contexto urbano, se deben considerar los aspectos señalados para que los productos que se obtengan posean la calidad que amerita para el consumo humano como: hortalizas y frutos; así como las plantas ornamentales, para la belleza y decoración de los ambientes. Así que en los espacios urbanos el sistema de cultivo se debe tener muy en cuenta la forma de riego y el sistema de luz que las plantas requieren para su adecuado desarrollo.

Terapéutica

La siembra con fines terapéutico es aquella donde sus cultivos se orientan hacia la práctica medicinal. En otras palabras, las plantas se utilizan para el tratamiento de diferentes males o enfermedades del hombre.

A la definición anterior, se puede agregar que la horticultura terapéutica es el cultivo, producción y cuidado de las plantas que tiene como finalidad promover los bienes físicos, psicológicos de las personas para contribuir con su calidad de vida en cuanto a su bienestar y cuidado.

La actividad relacionada con el cultivo terapéutico se adapta a las capacidades y necesidades curativas de las personas a través de la práctica hortícola.

Entre los usos de las plantas con finalidad terapéuticas, se tiene que existen plantas que pueden contribuir para mejorar la movilidad física, el desarrollo de la capacidad intelectual, aprendizajes, actitudes. En fin, esta relacionada con el desarrollo de la capacidad física y mental.

En síntesis, la agricultura terapéutica está presta a contribuir con las ciencias socio-sanitarias de manera particular.

Comercial

La siembra comercial es aquella que va más allá del consumo doméstico. Por tanto, el cultivo de plantas, hortalizas, árboles frutales, aromáticos  e inclusos ornamentales tienen una finalidad comercial.

En tal sentido, el terreno para el cultivo es más extenso y funciona con fines industriales. Por ello, los horticultores que realizan este tipo de siembra con una capacidad más productiva y comercial que de sustento, han de estar preparados para el cuidado, protección y desarrollo de las plantas que se cosechen.

Desde esta perspectiva, la siembra con intención comercial se orienta hacia la comercialización de lo producido en los cultivos. Por ende, es una fuente de empleo y además, los horticultores desarrollan las habilidades para producir mayor cantidad de productos de manera natural.

Considerando los aspectos señalados, este sistema de siembra es orgánico, promueve las cualidades hereditarias del cultivo. Los recursos para el cuidado y mantenimiento se hacen de la manera más natural posible.

Ahora bien, el cultivo comercial se encarga de la preparación de las plantas, la cosecha, pero a su vez la comercialización del producto o vegetales cultivados.

Tropical

La siembra tropical se dedica a todo tipo de cultivo, en este sentido, está asociado a la biodiversidad agrícola; en este aspecto, se siembran plantas de variados tipos directamente en el suelo, pero sin dañar su capa vegetal. Es decir, también está en armonía con la naturaleza o ambiente.

Los productos que se siembran son vegetales, productos del suelo, hierbas, raíces, tubérculos, granos, plantas restauradoras y plantas de lujo.

 Sustentable

La horticultura sustentable es la utilización de adecuadas técnicas para la utilización de sistemas de agua, medios efectivos para el control de parásitos y enfermedades en las plantas, vegetales y otros productos agrícolas que se cosechen. Desde la perspectiva actual, la horticultura sustentable tiene como finalidad producir en cantidad y calidad los alimentos agrícolas necesarios para abastecer al mercado y a los consumidores.

Esta actividad, debe ser desarrollada de tal manera que minimice los riesgos al ambiente y en especial a los suelos donde se promueven los cultivos. Para ello, la producción de los productos agrícolas se basa en la sustentabilidad ambiental, económico y social.

El manejo de este sistema de cultivo se centra en el control de la biotecnología, como una forma para estudiar las mejores técnicas que faciliten el tratamiento idóneo de los cultivos en todas sus etapas: siembra, cuidado, cosecha, transporte y colocación de los productos para su venta.

Control 

La aprobación en los controles es un requisito exigido por los entes gubernamentales para este tipo de horticultura, pero la misma ha de ser idónea para garantizar el mantenimiento de la calidad de los productos cosechados, como plantas, vegetales y especies en pro del trato apropiado con la tierra, para no minimizar la calidad de sus sustratos.

En síntesis, el cultivo agrícola sustentable beneficia a las familias de los productores debido a que es estos perciben el costo de sus productos que cultivan sin ningún tipo de intermediarios. Se apertura fuentes de trabajo para los habitantes de la región y además se protege el medio ambiente.

Además, incorpora en el sistema de cultivo, los avances y procedimientos que no generen ningún tipo de impacto. Finalmente persigue la formación agroecológica.

Vertical

La horticultura vertical es aquella que consiste en el desarrollo de plantaciones de vegetales y hortalizas de forma vertical.

Esto significa que para cultivar no se requiere de mucho espacio, porque la disposición de las plantas se ubican de forma vertical. Por tanto, este tipo de horticultura es ideal para quienes desean sembrar vegetales u otras especies y  no poseen suficiente terreno.

Utilizando las plantaciones verticales existen algunas ventajas, entre ellas podemos indicar que se ahorra el consumo de agua, se obtienen productos del suelo, su estructura y forma es ornamental, así que son agradables a la mirada de los espectadores. Por otra parte, es una manera práctica de sembrar, cuidar y cosechar vegetales y hortalizas cuando carecemos de espacios o terrenos disponibles.

En la actualidad se visualiza la posibilidad de desarrollar agronegocios verticales como una forma del desarrollo y expansión de la actividad agrícola. Hay que aclarar que este tipo de horticultura generalmente utiliza una iluminación artificial.

READ  Plantas Aromáticas para tener en casa: Lavanda, Tomillo y más

Cultivo hidropónico

Las plantaciones verticales han ido progresando de manera significativa, a tal punto que se vale de sistemas de cultivo hidropónico y aeropónico con resultados extraordinarios.

Por otra parte, para este tipo de horticultura también existen sus expertos, quienes estudian las posibilidades de aumentar la luminosidad con el objeto de aumentar la producción y cosecha de los vegetales. En síntesis, la recolección de la cosecha en los cultivos verticales es mucho más fácil.

Familiar

La horticultura familiar puede definirse como las actividades de siembra de vegetales y otras plantas por parte de la familia. De ahí, que la finalidad primordial de este tipo cultivo se orienta hacia la alimentación y nutrición del grupo familiar. Además, el costo de este sistema de cultivo es muy bajo.

Desde épocas pasadas las familias en contextos o entornos rurales generaron huertos para el cultivo de productos vegetales destinados al consumo familiar, donde todos sus miembros se incorporaban a estas labores.

Entre las características del huerto familiar se destaca que estos espacios están destinados a la siembra y cultivo de hortalizas, plantas comestibles, aromática y medicinales. Tales cultivos se combinan con las acciones para obtener otros rubros en el espacio terrenal, tales como huevos y carnes.

La horticultura familiar beneficia a este grupo social en el sentido de que sus integrantes podrán obtener productos para la alimentación balanceada de sus miembros, sin costo adicional, lo que significa un ahorro económico.

Este tipo de sistema de cultivo familiar se ha organizado para crear organizaciones con el fin de generar modelos sustentables para abastecer a las comunidades y obtener ganancias para los integrantes de su entorno familiar.

A lo anterior se agrega, que este tipo de cultivo se relaciona con la protección y cuidado del ambiente y más esencialmente el suelo, pues con los métodos utilizados para su cultivo hace que el mismo se fortalezca.

Técnica

Este tipo de horticultura es especializada, pues la misma se orienta al manejo de los elementos indispensables para la proyección y mejoría de los órganos vegetales que pueden hacer posible la perpetuación y mejoría de las especies vegetales tales como: sustratos, semillas y demás instrumentos que pueden asegurar los futuros de nuevos cultivos.

Asimismo tiene que ver con el desarrollo de investigaciones técnicas para la evaluación de los cultivos en pro de la aplicación de sistemas que lleven a la utilización de instrumentos que pueden contribuir a la producción agrícola con mejores rendimientos.

Los horticultores

Los personas que se especializan en esta área son horticultores, personas con basto conocimiento con respecto al manejo y cultivo de diferentes tipos de plantas. Estos especialistas además tienen conocimientos de cómo manejar este sistema de cultivo de manera que pueda mantenerse un equilibrio armónico con el ambiente, a través del uso apropiado de abonos orgánicos y ecológicos.

Por otra parte, los horticultores son las personas a los cuales puedes recurrir si decides construir un huerto o dedicarte a la horticultura, pues ofrece asesoría para el manejo y protección de los cultivos en las diferentes condiciones ambientales.

Estos profesionales enseñan las formas más idóneas de siembra, cuidado y cultivo de plantas en cualquier tipo de horticultura para lograr una cosecha óptima y de calidad. En otras palabras, les facilitan información para evitar que las personas tengan pérdidas económicas.

Los horticultores por tanto, son profesionales, es decir, ingenieros agrícolas los cuales pueden prestar sus servicios a la industria, Estado o cualquier otra institución. De ahí, que estos expertos asesoran a propietarios, vendedores o cultivadores de frutas, verduras, ornamentales o cualquier otra especie vegetal.

A lo anterior se agrega, que un horticultor tiene conocimientos teóricos-prácticos sobre los suelos y los transmite a las personas que se dedican a la horticultura además de las técnicas para conservar y alimentar este recurso natural.

Asesoramiento

Desde esta perspectiva, el horticultor es un especialista muy importante para los individuos que desean convertirse en productores agrícolas propios, a fin de que sus cosechas alcancen la mejor producción.

En tal sentido, en el contexto universitario la horticultura se asocia a diferentes áreas del saber, tales como: biología, químicas, matemática, genética, estadística, informática, entomología y ciencias de la comunicación.

Los horticultores poseen conocimientos variados asociados con los materiales de plantas, cultivo de tejidos vegetales, cosecha, manejos de las cosechas, abono, polinización, entre otras de sus habilidades en el desarrollo de la calidad de los productos agrícolas obtenidos mediante la práctica horticultora.

Crear un huerto en casa  

Somos producto de lo que comemos. Pero, estamos acostumbrados a lo fácil y rápido. Así que en la sociedad, lo artificial se impone ante lo natural y por tanto, los alimentos no escapan de esta realidad, pues los mismos cada día se les modifican sus propiedades. Ahora si deseamos comer sano, vamos a atrevernos a construir un huerto en nuestra casa.

En este sentido, cultivemos nuestras propias verduras y hortalizas, lo que es una experiencia única el hecho de ser capaz de cultivar, cuidar, cosechar y comer los productos vegetales que hemos cuidado.

Ahora bien sin más preámbulos, para construir un huerto en tu casa primeramente debes saber los materiales que vas a utilizar, lo ideal es que no se compren sino que los mismos sean productos del reciclaje. Por otra parte, en función del terreno o espacio que poseas, existen dos tipos de huertos que puedes hacer:

1. Horizontal: con macetas en hileras como si se tratara de plantas florales, es decir, ornamental.

2. Vertical: puedes colocarlos pegado a una pared o en estantes de varios pisos, con ello, puede ahorrar espacios y también se trabaja con comodidad.

Para los potes o macetas donde vas a sembrar se pueden utilizar botellas de plástico vacías. Te invitamos a leer transformación de la naturaleza

Sería ideal hacer un huerto con cajas de madera, las cuales podrías mover con facilidad. La tierra para sembrar debe ser adecuada. Para ello, se debe mezclar con sustrato para plantas, el cual se puede comprar en una floristería especializada en el área.

Por otra parte, puedes utilizar compost que lo puedes obtener de manera natural al mezclar la materia orgánica (conchas, restos de verduras, otros). En el siguiente video, se te mostrará información al respecto

En este sentido, los mismos pueden aportar los nutrientes necesarios que facilitarán el crecimiento de las plantas.

Sembrar

Posteriormente, selecciona las plantas y vegetales a cultivar. Es recomendable investigar la manera para que las mismas se reproduzcan, así como sus cuidados y formas de cultivo.

En el siguiente video, se muestran los pasos para crear una horticultura familiar:

Cerramos este post indicando que no hay nada más emocionante y nutritivo que comer los vegetales y hortalizas cosechados en nuestro propio jardín, en otras palabras, la horticultura puede ser una opción para comer sano y natural, y al mismo tiempo cuidar del medio ambiente. Gracias por leer el artículo, recuerda que tu opinión es importante. Así que esperamos tú comentario.