Campos de Refugiados, lugares tristes, sin recursos y más

Los conflictos armados traen consecuencias terribles en la sociedad, a diario muchas personas son desplazadas de sus hogares, sin rumbo y sin ninguna esperanza de tener un futuro digno. Te invitamos a que leas este artículo sobre los Campos de Refugiados, lugares tristes que marcan a una porción de la humanidad.

CAMPOS DE REFUGIADOS

¿Qué son los campos de refugiados?

Actualmente, las guerras y conflictos armados que azotan a una buena parte del mundo son bien conocidos por la mayoría. Los campos de refugiados son lugares temporales que se construyen con la misión de recibir a las víctimas inocentes de estos conflictos, recibiendo así a miles de personas que buscan ayuda y protección.

Estos campos son en su mayoría dirigidos por instituciones internacionales como el ACNUR u organizaciones no gubernamentales, especializadas en la ayuda humanitaria. Las mismas se encargan de construir, dirigir y entregar los insumos a estos campos, obteniendo ayuda de los estados de acogida.

La población dentro de estos campos son personas refugiadas, las mismas son denominadas de esta manera debido a su condición social, los cuales huyen de sus países por conflictos armados o de violencia. Los conflictos ponen en riesgo su vida, razón por la cual debe salir de esas situaciones si desean tener alguna esperanza de un futuro mejor.

Los campos de refugiados son de hecho, propuestos para que funcionen de forma provisional, además sus estructuras son improvisadas, siendo así capaz de cumplir las necesidades básicas de los seres humanos en esas condiciones en un corto periodo de tiempo. Por ende, dentro de estos campos, la situación que se vive es deplorable, pues no se encuentran diseñados ni para albergar a tan gente ni para funcionar durante tanto tiempo.

Muchos de los refugiados no pueden volver a su país, debido a las crisis y guerras civiles, esto representa una crisis humanitaria.

Hoy en día, podemos observar cómo algunos campos de refugiados, que en teoría, deberían funcionar de manera temporal, se han vuelto en establecimientos permanentes para las familias, funcionando como ciudades enteras. Dentro de estos podemos nombrar el caso del campo de refugiados Ain Al- Hilweh, que se encuentra en funcionamiento en el Líbano, allí, las familias han estado durante décadas tratando de sobrevivir.

Otro ejemplo claro de estos campos grandes sería los generados por los conflictos entre árabes e israelíes a mediados del siglo pasado, que se convirtieron en sitios permanentes. Entonces los campos, representan una realidad mucho más triste y oscuras para las personas que son desplazadas de sus hogares.

Si este artículo es de tu interés, puedes explorar otros dentro de nuestra categoría de historia, de hecho te invitamos a leer Historia de la Cruz Roja.

Las instalaciones.

Los campos de refugiados no son simplemente instalaciones que albergan a cierta cantidad de seres humanos, sino que sus instalaciones deben incluir divisiones que le permitan cumplir con las necesidades básicas de sus habitantes, aunque son organizadas por diferentes entes, estas tienen que incluir:

  • Alojamientos: Normalmente vistos en forma de tiendas de campañas o contenedores que permiten recibir a varias personas en un mismo lugar. Estos alojamientos van a variar según la zona donde se ejecute el campo de refugiados, los mimos deben tener mosquiteros, utensilios de cocina, recipientes y zonas de descanso.
  • Higiene: Las construcciones tienen que tener un espacio dedicado a esa área, tanto comunitario como letrinas y duchas como un espacio que incite a las actividades de higiene, además tienen que procurar que sus espacios sean limpios y aptos para la vida humana.
  • Sanidad: Debido al constante ingreso de gente en los campos de refugiados, estos tienen que tener un área de sanidad, donde puedan otorgar servicios médicos, procedimientos de emergencia y todo lo relacionado a ese entorno.
  • Comunicaciones: Los campos de refugiados tienen que tener una manera de comunicarse entre el personal que colabora allí, como sus residentes.
  • Protección: Ante todo, el factor que debe tener todos los campos de refugiados es la protección a sus residentes, mediante el registro de llegadas, el acceso a sistemas judiciales, la protección ante ataques externos y la asistencia individual.
  • Educación: Debemos destacar que se ha considerado a la educación como un derecho esencial para todos, es por eso, que los campos de refugiados deben asegurarse de tener complejos educativos para atender a esa proporción de refugiados que requieran educación.
  • Seguridad alimentaria: Los campos de refugiados tienen que asegurar que las personas tengan una buena alimentación además de proveer una manera de subsistencia mediante cultivos y formación agrícola.
  • Gestión: Una de las partes importantes del campo de refugiados es que se tenga una buena gestión para que todos los componentes de los campos puedan funcionar de manera correcta.
  • Acceso a la energía: Por otro lado, los campos de refugiados deben tener acceso a la energía, bien sea renovable o no, para poder cumplir con las necesidades básicas de los refugiados y del personal que habita en los campos.

La duración de los campos de refugiados.

En teoría, los campos de refugiados deberían dar alojamiento a las personas víctimas de los conflictos bélicos durante un corto periodo de tiempo mientras se estabiliza la situación de su país, para volver a sus hogares. Sin embargo, actualmente hemos podido comprobar que esto no funciona así.

De hecho, se estima que la mayoría de lugares destinados al alojamiento temporal terminan convirtiéndose en sitios de permanencia para comunidades durante décadas.

Se pueden encontrar diversas revisiones que afirman que los campos de refugiados ya no son capaces de cumplir con las necesidades básicas ni logran ayudar a los refugiados que si habitan allí. Esto no implica que los campos sean inefectivos, sino que deben ser optimizados para funcionar mejor.

Campos de refugiados más grandes.

Dentro de los diferentes campos de refugiados alrededor del mundo, existen unos que por su tamaño y funcionamiento ya son considerados ciudades, además de que internamente, cuentan con una estructura muy diferente a lo que sería un campo de refugiados común. Es por eso, te dejamos los cinco campos de refugiados más grandes en el mundo según la ACNUR.

  • Katupalong – Balunkhali (Bangladesh)

Este campo de refugiados es considerado el más grande del mundo. En los últimos años se registraron que vivían más de medio millón de personas, una cifra que sigue en aumento, la mayoría de sus habitantes son una minoría musulmana.

Este campo fue creado en el año 1992. Su creación se debió a un conflicto religioso, debido a que los rohingyas eran una población de musulmanes consideradas una minoría, dentro de Myanmar, allí mismo vivían en conjunto con los rakhines, una población budista. En el 2017 se presentaron varios conflictos entre ambas poblaciones, lo que llevó a que la mayoría de rohingyas escaparan al país vecino, Bangladesh.

Este conflicto ha generado una de las mayores crisis humanitarias en las últimas décadas. Lamentablemente el campo de refugiados creado para atender a las víctimas de este conflicto ha presentado varios problemas para atender a las necesidades básicas. Los refugiados viven en condiciones precarias por la falta de recursos y la escasez de agua.

  • Dadaab (Kenia)

Creado en 1991, este campo alberga a más de 200.000 personas. La mayoría de los ciudadanos que habitan allí, lo hacen desde hace décadas, cuando en los años 90, se vieron obligados a abandonar sus hogares, este campo de Kenia tiene a la mayor cantidad de refugiados somalíes.

El campo de Dadaab está compuesto de tres espacios: Hagadera, Ifo y Dagahaley. A pesar de sus dimensiones, la cantidad de habitantes que existen han dejado ver como las instalaciones son muy pequeñas. Esto genera problemas para cumplir las necesidades básicas de los refugiados.

El gobierno de Kenia ha intentado cerrar el campo de refugiados y hacer que los refugiados vuelvan a sus países de orígenes, sin embargo, la misma justicia nacional ha rechazado cualquier acción que se haga acerca de eso, explicando que las víctimas habitantes del campo sufren de un acto de persecución.

  • Dollo Ado (Etiopía)

Clasificada como el tercer campo de refugiados más grande del mundo. En la región de Dollo Ado, se encuentran cinco campos de refugiados donde viven alrededor de 220.000 personas. Al menos esas son las registradas en el año 2018.

CAMPOS DE REFUGIADOS

  • Kakuma (Kenia)

En el año 2017, se registró que en Kakuma vivían alrededor de 185.000 personas, además de que el mismo se ubica al norte de Kenia. Creado en 1992, este campo recibió refugiados de 20 países diferentes, sin embargo en su mayoría son de Sudán del Sur y Somalia.

Este campo se caracteriza porque sus habitantes son de hecho menores no acompañados (niños y adolescentes). Una de las funciones que puedes encontrar dentro de este campo, es mejorar la educación de los refugiados, de hecho el éxito académico dentro del campo es de 96%, notas superiores a las que el resto de la población de Kenia.

  • Zaatari (Jordania)

Durante el año 2017, se declaró que dentro de este campo de refugiados vivían alrededor de 77.781 personas, para ejemplificar esta cantidad, podemos mencionar que esas personas llenarían el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid. Durante el año 2013, este campo albergó a 145.000 habitantes.

Creado en el 2012, con el fin de acoger a los refugiados sirios después de que surgiera la guerra civil en Siria, este sitio se convirtió en el campo donde se acogió a más refugiados sirios en el mundo.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Su complejo cuenta con dos hospitales, nueve escuelas diferentes y alrededor de 3.000 tiendas disponibles para otorgar servicios a la población.

Los sitios temporales se han vuelto en ciudades enteras, sin embargo no gozan de los mismos beneficios que una ciudad, comúnmente considerando a los refugiados como ciudadanos de segunda clase.

Si este artículo es de tu interés, puedes revisar otras categorías de nuestro blog, nosotros te recomendamos leer Niños de la guerra.

La evolución de los campos de refugiados.

Como ya hemos dicho antes, los campos de refugiados son soluciones temporales a un problema de desplazamiento, la idea es que momentáneamente, se le dé alojamiento a una cierta cantidad de gente para que ellas puedan permanecer allí y resguardarse del peligro que representa los conflictos armados de su país de origen. Se entiende que una vez la situación sea segura, los refugiados puedan volver a sus países.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Lamentablemente la situación actual de muchos refugiados es totalmente diferente a lo que en teoría, se espera en esos lugares. Los refugiados pueden pasar mucho tiempo allí, tanto que una misma familia puede tener varias generaciones que nacen y crecen allí, un ejemplo de esto sería el caso de los campos de refugiados de Saharauis, cuya comunidad ha estado por muchísimo tiempo, generando una ciudad.

Durante las primeras creaciones de los campos de refugiados nunca se tuvo en cuenta la necesidad de cubrir necesidades a largo plazo, sin embargo, debido a la situación que se encuentran muchos refugiados, los campos han tenido que evolucionar y adaptarse a las necesidades de su creciente población.

Dentro de su evolución, varios organismos que dirigen y organizan los campos de refugiados, han cambiado sus estructuras y sus accesos, permitiéndoles a los refugiados a crear comunidades que le permitan a su población adquirir habilidades básicas y cumplir con las necesidades que se le presentan, como la educación.

Puedes leer otros artículos como este en nuestro blog, de hecho te recomendamos leer Saint Simon.

CAMPOS DE REFUGIADOS

¿Dónde se ubican los campos de refugiados?

Todos los campos de refugiados tienen que cumplir con ciertas necesidades, los mismos deben también estudiar el terreno donde se vaya a construir el campo, esto lo hacen mediante la ayuda de diversos especialistas, además la construcción de un campo de refugiados requiere que el mismo tenga que cumplir con ciertos criterios, estos son los siguientes:

  • Las condiciones del terreno deben ser óptimas, esto quiere decir que sus condiciones topográficas permitan un buen drenaje, evitando así inundaciones, además los terrenos rocosos deben ser evitados, así como los valles o zonas con barrancos. Por otro lado, la tierra tiene que ser apta para realizar cultivos, verificando que la zona no sea peligrosa.
  • Deben tener fuentes cercanas de agua, capaces de abastecer a la comunidad. Se declara que tiene que existir al menos una fuente de algunas cada 250 personas.
  • Por otro lado, los terrenos donde se construyen los campos de refugiados deben tener un fácil acceso por carretera, permitiendo que se facilite la llegada humanitaria.
  • Un punto importante en los campos de refugiados es que la seguridad debe permitir que los campos se encuentren fuera del rango de los conflictos y de las fronteras internacionales. Además los mismos tampoco pueden estar ubicados si las condiciones climáticas o sanitarias no son aptas para las víctimas.
  • Los campos de refugiados deben tener un entorno acogedor, con una vegetación amplia.

Los campos de refugiados por conflictos.

Se entiende que un campo de refugiados es construido para albergar a las víctimas inocentes de un conflicto armado, bien sea una guerra política, religiosa o civil, hoy en día se han podido registrar los diferentes conflictos que hacen que la persona se convierta en refugiadas. En Siria, se ha presentado una huida masiva de más de 7 millones de personas debido a sus diferentes conflictos, la mayoría son acogidos en países cercanos, sin embargo otros deben vivir dentro del conflicto. El número de migrantes y el origen ha estado cambiando durante el último tiempo.

  • En Jordania, podemos ver cómo se han establecido cinco campos de refugiados debido a la Guerra Civil Siria. Dentro de esos cinco, solo tres fueron establecidos de manera oficial mientras que los otros dos solo son por parte del gobierno. Los oficiales son Zaatari, que alberga a más de 90.000 personas.
  • En Turquía, el número de refugiados sirios registra alrededor de 3 millones de personas, sin embargo se dice que solo 260.000 de estas personas, se encontraban alojadas en los 22 campos diferentes de refugiados. Estos campos son conocidos como Temporary Accommodation Centers y eran manejados por Disaster and Emergency Management Presidency of Turkey, además de ser respaldados por las Naciones Unidas y por diferentes ONGS, por otro lado, varios de estos campos fueron desmantelados debido a su situación de seguridad.
  • Dentro del Líbano se ha registrado que la cuarta parte de su población son refugiados, lo que indica que 1.5 millones de personas habitando en este país han sido víctimas de desplazamientos por conflictos bélicos, registrados oficialmente por las Naciones Unidas solo son un millón, sin embargo debido al creciente conflicto en Siria y otros lugares cercanos, el registro de refugiados ha sido imposible de seguir, las estadísticas indican que de 1 a 1.5 millones de sirios se encuentran en la necesidad de buscar alguna ayuda humanitaria.
  • En el año 2016, se dejó registrado que en Iraq, se encontraban alrededor de 231.000 refugiados sirios, los mismos se encontraban viviendo en el Kurdistán iraquí, donde a su vez, habita también 1 millón de personas desplazadas de su propio país, esta representa la cuarta parte de la población general de la región.
  • La situación de los refugiados sirios llega hasta Egipto, donde en el 2017 se registran que existen alrededor de 120.000 refugiados, a su vez, también existen 80.000 personas que buscan ayuda proveniente de algunos países africanos. En Egipto no se ha registrado ningún campo de refugiados
  • Además de Egipto, Armenia es otro lugar donde habitan varios refugiados pero no existe ningún campo, este es el caso también de Arabia Saudita y Kuwait, cuyos números en conjunto dan alrededor de un millón y medio de habitantes sirios.

Si este artículo está siendo de tu agrado, te invitamos a explorar nuestra categoría de historia, de hecho te recomendamos leer Mitología nórdica.

Refugiados en Grecia y Europa.

Normalmente, los refugiados huyen de sus países de origen a localidades cercanas, lo que implica que buscan ayuda en los países vecinos, sin embargo debido a que actualmente dichas localidades están repletas de residentes refugiados, las comunidades víctimas de actos atroces, deben huir a lugares más lejanos.

Hace algunos años atrás, era difícil de imaginar que en algún lugar de Europa se convertiría en un campo de refugiados, específicamente de refugiados del continente asiático. Los números y las nacionalidades de los refugiados que se encuentran en Europa han ido cambiando constantemente, en España, específicamente, se ha registrado un ingreso de refugiados desde Marruecos, Costa de Marfil, Argelia y Siria, mientras que en Italia los refugiados varían su localidad, entre las mismas se puede notar que muchos son de Pakistán o Argelia.

En el caso de Grecia, los refugiados provienen de naciones como Irán, Ghana, Afganistán y Palestina, donde se ha registrado que 62.000 refugiados viven en diferentes campos y lugares de acogida.

Durante el año 2019, the Amnesty International estimaba que existían alrededor de 12.500 refugiados que se encontraban atrapados en unos campos de refugiados ubicados en las islas de Lesbos, dentro de los mismos se registraban que en Kara Tepe existían 7.081, en Évros el número era de 6.237, en Samos era 3.193, en Chios 2.040, en Kos 2.559, en Rodas 87 y en Kastelorizo 55. Además de los 38.000 refugiados en la península.

Por otra parte, se indica que mayormente, ese número aumentó durante los años 2015 y 2016, manteniendo al margen durante algún tiempo. A pesar de la evolución constante que ha tenido la situación de refugiados, se ha indicado que muchos provienen de Afganistán, Irak y Palestina, países reconocidos por sus guerras catastróficas.

El conflicto palestino.

Aunque el conflicto sirio es el más conocido, debido a los constante refugiados que huyen de su país. En conflicto palestino es tal vez el más viejo. La guerra árabe- israelí dará de 1948 y provocó la salida de dos tercios de la población árabe que se encontraba en palestina, esto generó unos 750.000 refugiados palestinos.

Israel se negó a aceptar a los refugiados del conflicto una vez se acabaron las hostilidades, por lo que la ONU se vio obligada a crear la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo. Desde su creación, esta agencia ha creado y organizado alrededor de 58 campos de refugiados distribuidos en diferentes países como Jordania, Líbano, Siria, la Franja de Gaza y Cisjordania. Además de un territorio dentro de Jerusalén oriental.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Durante el año 2019, se dejó en evidencia que existían alrededor de 5.4 millones de refugiados en los diferentes países, sólo 1.4 millones viven en los campos mientras que los demás, viven en las ciudades y pueblos, integrándose con el resto de la población, de manera más explícita podemos resumir que:

  • Dentro de Cisjordania, se pudieron registrar 828.328 refugiados en los 19 campos, estos son: Aida, Amari, Agabat Jabr, al-Arrub, Askar, Balata, Azza, Beit Ilma, Deir Ammar, Dheisheh, Ein Sultan, Far´a, Fawwar, Jalazone, Yenin, Kalandia, Nur Shams, Shufat y Tulkarem, estos campos son sitios oficiales, además de Qaddura que no se encuentra reconocido por la UNRWA.
  • En la Franja de Gaza, se registró una población de 1.9 millones de personas, dentro de las mismas se destacaba que 1.388.455 eran refugiados, declarando así que el 2017 existían medio millón de palestinas que residían en los 8 campos de refugiados.
  • Por otro lado, Jordania declaró que su población de refugiados era alrededor de 2 millones de personas, cuya división se hacía entre los 10 campos oficiales, además de tres campos aprobados por el gobierno. Jordania es un país que a los refugiados les ha otorgado la oportunidad de una nacionalidad, siempre y cuando estos no provengan de la Franja de Gaza.
  • El Líbano es un ejemplo de un país que se comporta totalmente diferente a Jordania. Los refugiados son tratados y considerados ciudadanos de segunda clase, a pesar de que actualmente hay 469.555 palestinos, esto implica que los mismos no tienen ningún reconocimiento de sus derechos humanos, de hecho no pueden acceder a ningún servicio público y se les niega desempeñar 39 diferentes profesiones.
  • Por otro lado, en el 2019 se registró en Siria alrededor de 551.873 refugiados palestinos, de los cuales 254.000 estaban también siendo desplazados por los conflictos de la guerra civil siria. A pesar de que antes era un lugar seguro para los refugiados, el constante riesgo a la seguridad ha desplazado aún más lejos a todos los refugiados y los habitantes que buscaban seguridad en los campos.

Puedes leer otros artículos como este si exploras nuestro blog, te invitamos a leer Las Brujas de Salem en nuestra categoría de historia.

Países más conflictivos.

Sin importar su historia o su condición política, todos los países en algún punto han tenido algún conflicto tanto contra otros como interno, sin embargo, si hay países cuya conducta los hace más conflictivos. Estos representan un peligro para sus habitantes, haciendo que la mayoría huya a países vecinos.

  • En la República Centroafricana se dejaron registrado que desde el 2013 más de 1 millón de habitantes habían sido expulsados de sus casas, estas personas buscaron refugios en mezquitas cercanas o iglesias, mientras que otros huyeron a países vecinos como: Camerún, Chad o la República del Congo.
  • En América Central, países como El Salvador, Guatemala y Honduras han visto un incremento en la violencia por parte de grupos organizados, la mayoría los habitantes huyen buscando asilo en México.
  • Europa se ha vuelto la nueva casa de los refugiados, debido al conflicto de Siria, Irak y otros países del medio oriente, muchos de los ciudadanos han buscado asilo en los países cercanos. Desde el 2015, la ACNUR registró que más de 1.4 millones de personas decidieron que la mejor salida era huir en barcos con destino a Grecia, Italia y España.
  • En Irak, el número de habitantes que ha sido desplazado de sus hogares ha ido en aumento los últimos años, más de 3 millones de personas han tenido que abandonar sus ciudades para empezar la vida en otras partes y 240.000 huyen a países vecinos.
  • En Sudán del Sur, se registraba que para diciembre del 2013, el conflicto que se presentaba dentro del país no solo ha desplazó a 3.3 millones de personas, sino que también han presentado un gran número de muertos, además se estima que sólo 1.9 millones de personas aún permanecen en el país. Un campo de refugiados en Uganda alberga a la mayor cantidad de refugiados sudaneses.
  • Siria sigue siendo el primer país con la mayor cantidad de habitantes desplazados de sus hogares, sus conflictos armados representan un peligro en la seguridad de sus habitantes. Para finales del 2018, de una población de 26 millones de personas aproximadamente, más de la mitad habían sido desplazadas de sus hogares, dentro de esa cantidad, 5 millones de refugiados buscaron asilo en países cercanos.
  • En Birmania, debido a múltiples conflictos religiosos violentos en Myanmar, la minoría musulmana, los rohinyás huyeron a Bangladesh, la mayoría de estos ciudadanos son mujeres y niños. El conflicto se ha registrado como uno de los conflictos crecientes más rápidos del mundo.
  • En Ucrania, los conflictos generados por el poder político duraron alrededor de dos años y medio. Estos conflictos dejaron a 66.000 personas discapacitadas, a 1 millón de personas desplazadas y más de 300.000 personas buscando asilo en países cercanos.
  • Por último, los conflictos en Yemen, han provocado que más de 20 millones de ciudadanos requieran ayuda humanitaria, dentro de esta cifra, 2 millones de personas no pueden cumplir con sus necesidades básicas, mientras que otro millón se ha reasignado sabiendo que no pueden volver a sus hogares.

Si bien sea por conflictos armados, políticos, religiosos o humanitarios, los números de personas desplazadas y refugiadas siguen aumentando cada día. Puedes leer otros artículos como este en nuestro blog, te invitamos a ver Historia de la cerveza.

Exportación.

Alrededor del mundo, más de 19 países aceptan con frecuencia una “cuota de refugiados” en los campos construidos por la ACNUR y otras instituciones no gubernamentales dispuestas a prestar ayuda humanitaria. Por otro lado, los refugiados son llevados a campos, donde deben pasar un tiempo determinado (establecido teóricamente como corto) hasta que puedan volver a sus países de origen.

Los refugiados provienen de distintos países, pero en los últimos años, se ha demostrado que la mayoría proviene de países como Siria, Irán, Afganistán, Irak, Somalia y Sudán, países que son conocidos por sus guerras, revoluciones y conflictos armados.

¿Qué es la ACNUR?

Una de las cosas que hemos estado mencionando a lo largo de este artículo es a la ACNUR, debido a que la misma es una de las organizaciones más grandes que dirigen los campos de refugiados, sin embargo no todo el mundo sabe de dónde proviene ni sus funciones.

El ACNUR es El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, creado por las Naciones Unidas, se encarga de proteger y brindar ayuda humanitaria a los refugiados y desplazados de diferentes nacionalidades por conflictos o persecuciones.

El ACNUR no solo defiende y protege sino que también promueve las soluciones a largo plazo para mejorar la situación de las víctimas de dichos conflictos. Actualmente su sede principal se encuentra en Ginebra, Suiza, pero cuenta con más de 250 oficinas alrededor del mundo.

El derecho al asilo y el refugio se encuentra contemplado en la Declaración Universal de Derechos Humanos, por ende no debe ser negado y tiene que estar disponible para todo aquel que se encuentre en peligro.

¿Cómo se crea la ACNUR?

Para la creación de la ACNUR, se necesitó que la resolución número 428 fuera aceptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, esto sucedió el 14 de diciembre de 1950. Sus funciones comenzaron en enero del año siguiente, su misión principal era ayudar a más de un millón de refugiados europeos que se encontraban desplazados debido a los conflictos de la Segunda Guerra Mundial.

Existen varios antecedentes históricos previos a la ACNUR, que ayudaron a fomentar su creación:

  • En el año 1922, la Sociedad de las Naciones designó como Alto Comisionado para las personas que se encontraban en situación de refugiados a Fridtjof Nansen.
  • Durante los años 1943 y 1949, se vio el nacimiento de una nueva organización llamada La Administración de Socorro y Rehabilitación de las Naciones Unidas. La idea era ayudar a los refugiados víctimas de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo el término Naciones Unidas no era una referencia a la ONU, sino a los países que se encontraban bajo el acuerdo de aliados.
  • Desde 1946 a 1952, funcionó una Organización Internacional de los Refugiados, donde la agencia funcionaba gracias a las Naciones Unidas.

Se llevaron varias discusiones y asambleas para determinar la manera en la que debía funcionar y cómo debía actuar antes los problemas. La Convención sobre el Estatus de los Refugiados, celebrada en 1951, definió exactamente el concepto jurídico de refugiados, además de que estableció en la manera que se debía tratar a dichos refugiados.

Por otro lado, el Protocolo de 1967 unificó varias resoluciones establecidas alrededor del tema, ampliando la manera en la que el ACNUR podía actuar.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Funciones del ACNUR.

Existe una misión principal y es garantizar que todas las personas que se encuentren en situaciones de peligro busquen asilo, tengan derecho a encontrarlo y a permanecer dentro de un refugio para mantenerse seguros, esperando a que puedan volver a sus países de orígenes de manera segura o se integren en sus estados de acogida. También se vela por el cumplimiento de sus necesidades básicas, como el acceso a una vivienda, una alimentación balanceada, agua potable y otros derechos de una persona que deberían ser cumplidos en los Estados de donde huyen.

Las personas refugiadas deben demostrar que en sus países de origen fue imposible cumplir con esos derechos debido a diferentes conflictos, bien sea guerras o persecuciones políticas y religiosas.

El ACNUR trata de trabajar constantemente para otorgarle a estas personas futuros y oportunidades dignas, sin importar la razón por la que fueron desplazados de sus hogares.

En 1951 se adoptó la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, donde se establecen diferentes acuerdos que todos los Estados debían cumplir con respecto a los derechos oficiales de los refugiados, además del reconocimiento del ACNUR como un organismo desinteresado que velaba por la aplicación de los acuerdos, mientras a su vez protegía a los refugiados. Los estados entonces, se comprometieron a cooperar con el ACNUR y a velar por los derechos de todas las personas que se encontraban en condición de refugiados.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Una de las funciones más destacables del ACNUR es la protección, donde le garantizan a los refugiados un acceso igualitario a diferentes derechos dentro de los acuerdos internacionales. Otro es la función de alojar temporalmente a los casos de emergencia humanitaria, garantizando que las personas puedan sobrevivir a las crisis o el desplazamiento.

El ACNUR en acuerdo con el Estado de acogida, dispone de un terreno que llenar de tiendas de campañas o casas prefabricadas además de otros artículos de necesidad básica para que estas personas se establezcan por un corto periodo de tiempo.

Aunque la solución de los campos de refugiados en teoría es de corto plazo, si existe una función que le permite a ACNUR a interceder de manera legal, tanto para regresar a sus países de origen de manera segura o a integrarse a los países de acogida.

Cuando la situación es una emergencia, el ACNUR busca ejecutar sus funciones de manera inmediata, solucionando los problemas dentro de un rango de 72 horas, esto lo hacen posible debido a la gran red de personas capacitadas que trabajan con las crisis, otorgando la ayuda necesaria a los refugiados.

CAMPOS DE REFUGIADOS

ACNUR no solo ayuda a las personas que huyen de sus países por conflictos armados, sino a toda aquella persona que sienta que sus derechos básicos, como la salud, la higiene, el acceso al agua potable y la educación sean violentados por agentes externos. Por otro lado, cumple la función de velar por los grupos vulnerables como las mujeres, los jóvenes y niños, las personas LGBTI+, los grupos minoritarios y otras personas que necesiten ayuda, buscando proteger sus derechos humanos.

Si este artículo es de tu interés, te invitamos a leer más en las diferentes categorías de nuestro blog, de hecho te recomendamos leer Reloj de agua.

Alcance actual.

En líneas generales, muchos sabemos las actuaciones que tiene ACNUR ante los conflictos armados, sin embargo estas actividades no llegan a ser tan conocidas por el habitante promedio, especialmente si este jamás ha estado en una situación de conflictos en su país. La primera línea de preocupación de esta organización son las personas, víctimas de un conflicto que están siendo desplazadas de sus hogares, un desplazamiento que al fin y al cabo, sucede de manera forzosa.

Hasta principios del siglo XXI, se ha registrado que han ayudado a más de 111 millones de refugiados y desplazados alrededor del mundo. Para 2019, se realizó un estudio donde se demostraba que a nivel mundial, el número de desplazados ascendía a 79.5 millones de personas, las nacionalidades de estos varían pero en general provienen de países como Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur y Myanmar.

Esta organización que brinda ayuda humanitaria a diferentes personas alrededor del mundo, ha sido galardonada con el Premio Nobel de la Paz en dos ocasiones diferentes, mientras que también se le ha otorgado el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional a finales de 1991.

Actualmente, la red detrás de ACNUR es extremadamente extensa, además de tener a voluntarios y otras organizaciones sin fines de lucro ayudándoles.

Crearon un premio conocido por el Premio Nansen para los Refugiados y lo otorgan anualmente a los individuos o incluso a los grupos que se hayan destacado dentro de la causa.

¿Cómo funciona ACNUR en América Latina?

A nivel mundial, se conoce el trabajo que hace ACNUR con los ciudadanos de países que se encuentran bajo conflicto armado. En el caso de América Latina, su trabajo va más relacionado a los desplazamientos consecuencia del crimen organizado así como las situaciones de apátrida.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Personal del ACNUR.

Dentro de la organización trabajan más de 9.000 personas, estas se dividen a lo largo de todos los países que se encuentran bajo los convenios de protección de refugiados de ACNUR. La mayoría de este personal, trabaja en los campos de refugiados, mientras que los demás trabajan con los gobiernos para capacitar a más personas.

A principios de la década de los 80, la organización empezó a trabajar en conjunto con colaboradores importantes a los que denominaron, embajadores de buena voluntad, estas personas son reconocidas e importantes a nivel nacional e internacional, que utilizan su fama o sus accesos a ciertos beneficios para apoyar a la organización y hacer que otros colaboren con esta misión. Los Actuales embajadores de buena voluntad son:

  • Barbara Hendricks.
  • Adel Imam.
  • Angelina Jolie.
  • Giorgio Armani.
  • Julien Clerc.
  • Osvaldo Laport.
  • Georges Dalaras.
  • Muazzez Ersoy.
  • Jesús Vázquez.
  • Yaoi Chen.
  • Jáled Joseini.
  • Cate Blanchett.
  • Alfonso Herrera.

Puedes leer otros artículos como este en nuestro blog, nosotros te invitamos a leer El Mundo según Monsanto

CAMPOS DE REFUGIADOS

La vida en los campos de refugiados.

Actualmente miles de millones de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares, viajando en terribles condiciones por diferentes lugares con la esperanza de buscar un nuevo hogar y un futuro mejor. Dejan atrás todas las cosas que consideraban importantes por un futuro incierto, sin saber a dónde van a llegar ni cómo van a vivir los próximos años.

En teoría, la migración y la estadía dentro de un campo de refugiados funciona de manera temporal, pero la verdad, es que tramitar un asilo internacional puede durar años, lo que implica que las personas cuyas vidas se encuentran totalmente destruidas deben permanecer mucho más tiempo en condiciones terribles.

Los campos de refugiados se vuelven los hogares de miles de personas, sin importar su raza, edad, género, religión o condición política, estas personas deben hacer de su vida una nueva rutina para otorgarle algún sentido de normalidad. Los niños, si pueden, tratan de seguir sus estudios por medio de campañas creadas por las diferentes ONG, mientras que los adultos tienen que ayudar a los trabajadores del campo de refugiados o crear algún tipo de negocios que le permita seguir con su vida.

Existe un estudio avalado por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados que explica cómo una persona promedio que es obligada a huir o desplazarse de su país de origen puede pasar alrededor de 17 años en un campo de refugiados, este tiempo lo pasa con las esperanzas de que pueda regresar a casa o por lo menos, se le otorgue el permiso para establecerse en un país nuevo.

La llegada al campo.

Los refugiados al llegar al campo se encuentran cansados, con hambre y casi sin esperanza, deben pasar por muchos trámites administrativos para lograr ingresar, sino lo hacen, no podrán entrar ni instalarse en los espacios del campo.

Una vez entren le entregan lo básico para cubrir sus necesidades: mantas, jabón y en algunas ocasiones agua potable. Las familias luego son redirigidas a los espacios donde podrán instalarse, estas normalmente son tiendas de campañas o casetas prefabricadas, en ocasiones, son las mismas familias las que tienen que montar estos espacios, con el tiempo, se adaptan y decoran los espacios para darle una sensación hogareña.

Las organizaciones, independientemente de si son el ACNUR u otras organizaciones sin fines de lucro, deben negociar previamente con los gobiernos de acogida para que le permitan establecer el campo. Normalmente los gobiernos ofrecen campos cuyas condiciones son terribles, ya que estos son los únicos espacios disponibles para dicha tarea.

Dentro de los campos de refugiados, la entrega de comida genera muchísima ansiedad, a pesar de que se reparten miles de kilos de alimentos, estas raciones no son suficientes para todas las personas que viven dentro de los campos. Las colas para que los refugiados reciban su comida pueden ser interminables.

Esta situación se repite también con los servicios sanitarios, cuando los centros de salud son escasos y el personal no se da abasto para atender a tantas personas al mismo tiempo. En cuanto a higiene, si tienen suerte, encontrarán una letrina cada veinte personas que habitan allí.

Dentro de los campos más grandes, se puede ver cómo los mismos funcionan como ciudades, los refugiados siguen una rutina de asistir a las oficinas de las instituciones internacionales para saber cómo sigue su petición de asilo. Si logran obtener el visado que tanto desean, entonces podrán mudarse y entrar a un país desarrollado que les permita seguir con una vida digna.

Es difícil establecer algún sentido de normalidad dentro de un campo de refugiados, pero muchos tratan de organizar sus vidas para que el tiempo pasado en ese lugar termina siendo un beneficio. A menudo, las personas que viven en los campos, utilizan el tiempo como un periodo de aprendizaje, donde adquieren conocimientos y herramientas para enfrentar la vida y mejorar sus condiciones.

Huir, no significa que una persona no es valiente, a veces es escapar de una situación de peligro, dejando atrás tu familia y tu hogar sin saber si algún día volverás a ver todas las cosas que conociste. Escapar es saber que mereces una vida mejor, que tus recuerdos solo los podrás llevar en tu mente y que ahora deberás recorrer un camino largo, lleno de trabas y desafíos, recorriendo ciudades, países o incluso continentes enteros, con un destino impreciso.

CAMPOS DE REFUGIADOS

El asunto se complica aún más cuando recuerdas que no solo son desplazados adultos, sino que muchos niños deben vivir su infancia corriendo de un destino cruel, aprendiendo de una dura manera que la vida es injusta.

Este es el caso de los miles de niños que tienen que sufrir las consecuencias de los conflictos generados por adultos, no solo deben abandonar sus hogares, sino que también deben correr por sus vidas, estableciéndose en sus nuevas realidades.

Los niños en los campos de refugiados.

Normalmente ser un niño significa tener la libertad de reírte, aprender y jugar de manera positiva y libre pero ¿Qué sucede con los millones de niños refugiados que han sido víctimas de los conflictos armados creados por adultos?

Estos niños, víctimas de los conflictos de la guerra de Yemen, de las batallas religiosas de Myanmar o cualquier otro conflicto que los haya hecho ser desplazados de sus hogares, tienen que vivir una infancia llena de terror e incertidumbre. A pesar de que dejan atrás, escenas tristes y terribles, lo que les espera en su futuro es tan frágil e inseguro.

En su mayoría, podemos decir que los niños refugiados provienen de países como Siria, Palestina y el Líbano, estos niños desplazados son redirigidos a los campos de refugiados en sus países vecinos, como es el caso de Irak y Jordania, que por si fuera poco también tienen sus propios conflictos internos. La rutina diaria de un niño refugiado implica buscar algún tipo de normalidad en las estructuras podres, de dormir pasando frío y agradeciendo a las ONG por la ayuda que les están brindando.

Si tienen suerte, su infancia la podrán pasar en centros de estudios dentro del campo donde podrán continuar con su educación, además de acceder a los recursos básicos para atender a sus necesidades. Para el 2018 se registró que en el mundo existían 82 millones de personas desplazadas y que 48 millones de las mismas, aún eran niños y adolescentes.

Campos de refugio sin recursos básicos.

Muchos de estos niños y adultos deben enfrentar la vida en campos de refugiados que carecen de los recursos básicos para cumplir sus necesidades, como es las higienes personales o incluso útiles para asistir a las campañas de educación. Este problema solo va en aumento cuando nos damos cuenta de que la cantidad de personas que se encuentran dentro de los campos de refugiados va en aumento cada año.

Estos espacios sobrepoblados terminan siendo infiernos en la tierra o por lo menos, ese fue el título que se le dio a uno de los campos de refugiados ubicado en Lesbos, Grecia. Donde la realidad del campo representaba un peligro para todos, convirtiéndose en una tragedia del siglo XXI.

Pocos programas educativos.

Aunque la mayoría de ONG promueve los programas educativos dentro de los campos de refugiados, la realidad es completamente distinta. Como sucede en el ámbito sanitario, la educación para los niños es escasa y es considerada un privilegio, se indica que seis de cada diez niños refugiados no asisten al colegio hace más de dos años.

La vulnerabilidad.

Si hay algo claro es que tener una carencia genera que el sujeto sea una persona más vulnerable. Debido a la falta de recursos muchos niños y adultos son más susceptibles a caer en las redes del trabajo forzoso, la explotación infantil y la trata de personas.

Los gobiernos aún no han logrado encontrar una manera de proteger a los más jóvenes refugiados ante situaciones de peligro, existen tres razones la cuales impiden un progreso:

  • La falta de entrada legal y segura para los jóvenes migrantes hacen que los mismos se vean obligados a entrar por maneras irregulares, haciéndolos más vulnerables ante la trata de personas y el trabajo forzoso.
  • La discriminación y el racismo también representa una razón de riesgo ante los refugiados.
  • El viaje solitario, en estadística, los niños son más vulnerables a los horrores del ser humano, ya que los mismos viajan solos. De hecho, se podría declarar que aproximadamente 1 de cada 4 niños huyen de su país sin sus padres u otro familiar.

Los niños y los adultos no solo deben enfrentarse a la pérdida de sus hogares, de su familia y de incluso su nación, sino que también tienen que acostumbrarse a una sociedad que los rechaza y los hace sentir inferiores. Razones por las que muchos, deciden quedarse en sus países de origen y vivir una vida mediocre, sin saber que todos los seres humanos merecen una vida digna.

¿Existen maneras de ayudar a los refugiados?

Es imposible escuchar las historias de los refugiados sin ponernos en su lugar, sin sentir que si la situación fuera al revés, quisiéramos que nos ayudaran. Incluso si no eres parte de una ONG, puede ayudar de manera significativa a los muchísimos refugiados que llegan tanto a los campos de refugiados como a los países de acogida.

Lo primero que debes saber es que el número de personas que son desplazadas de sus hogares se ha quintuplicado en los últimos años y que estas tienen diferentes nacionalidades. Para ayudar a las personas refugiadas solo debes seguir estos consejos:

  • Apoya a las familias que llegan a tu país o a los campos de refugiados, estas solo están buscando mejorar su vida y futuro.
  • Defiende y prioriza el Derecho Internacional Humanitario, además de los derechos de los niños dentro de los campos de refugiados. Todos los seres humanos tienen derecho a una vida digna.
  • Realiza campañas para concientizar sobre los problemas que deben sufrir los refugiados a diario, sensibiliza a muchas más personas.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Miles de personas se ven desplazadas de sus hogares por pobreza, hambre, guerra o religión, muchos de ellos tienen que enfrentarse a realidades aún peores. Estas personas tienen derecho a tener una vida sin los horrores y desgracias que han estado enfrentando los últimos años.

Si este artículo es de tu agrado, te invitamos a leer evolución de los cosméticos en nuestra categoría de historia.

¿Es un sistema inservible?

Debido a la creciente situación con los migrantes y refugiados, nos damos cuenta que el sistema mundial que se supone que debe protegerlos es completamente inservible. Existen demasiadas evidencias alrededor del mundo que dejan ver cómo estos refugiados pasan una terrible vida esperando un futuro incierto.

En el mundo existen casi 19.5 millones de personas que se han visto en la obligación de abandonar sus hogares para movilizarse a sitios más peligrosos dentro del mismo país o a países vecinos. Los gobiernos tienen un deber para ayudar a estas personas, sin embargo, lo que se ve es que muchos niegan la entrada de estas personas por miedo.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Detrás de fronteras cerradas y sin ninguna manera de acceso, los campos de refugiados se construyen en países pobres que no tienen manera de ayudar, lo que crea un ciclo continuo de devastación y miseria. África, Oriente Medio, el sur de Asia, son partes donde aceptan al menos 80% de los refugiados mundiales.

Lamentablemente se ha visto como muchos países hacen caso omiso de los llamados de ayuda, del grito humanitario, dejando que los organismos que sí atienden a estos llamados queden en bancarrota, sin poder ayudar a las miles y miles de personas que siguen llegando a los campos.

Aunque no todo está perdido, si existen maneras de ayudar a las personas que más lo necesitan, de hecho, te dejamos una lista de soluciones que puede ayudar a mejorar la situación por la que millones de personas deben pasar a diario, buscando una vida digna.

  1. Abrir rutas sin riesgos a un lugar que se encuentre protegido.

En esencia, esta es una de las soluciones más importantes que se pueden hacer en cuanto al tema de los refugiados. ¿Por qué? Simple, esta medida permite que las personas puedan moverse de manera segura entre los campos, tanto para llegar a ellos como para reunirse con sus familiares.

Una vía segura permite que las víctimas inocentes logren llegar a un sitio de manera segura, sin arriesgar sus vidas.

  1. Integrar a las personas a la comunidad.

Por otro lado, es de suma importancia que las personas refugiadas sean integradas a la sociedad, sobre todo los casos más urgentes. Las personas más vulnerables deben recibir servicios médicos y psicológicos de manera rápida.

Hoy en día, solo un 10 % de personas refugiadas son capaces de integrarse a la comunidad anualmente, mientras que el resto debe esperar sin saber cuál será su destino. Los refugiados no son un peligro para la sociedad, el verdadero peligro es aquellos que les niegan sus derechos humanos.

  1. Los gobiernos tienen que priorizar la vida.

La misión principal de todos los gobiernos alrededor del mundo es priorizar la vida humana. Nadie, absolutamente nadie, debería tener que arriesgar su vida para cruzar una frontera, sin embargo se estima que existen casi 8.000 personas han muerto ahogadas tratando de cruzar de un país a otro y esta cifra solo incluye a las personas del Mediterráneo.

Para el año 2015, las personas que huían de los conflictos religiosos en Myanmar, tuvieron que salir del lugar en barco, sufriendo varias consecuencias de tener que estar en un lugar que no estaba equipado para estar tantas semanas navegando. Mientras esto sucedía y las personas morían por deshidratación y falta de comida, Tailandia, Malasia e Indonesia discutían sobre quién debía ser responsable de ayudarlas.

Los estados tienen que prestar ayuda inmediata, sin importar el género, la religión o la edad de las personas.

  1. Dejar de erguir muros en las fronteras.

Sin importar si las personas huyen por mar o por tierra, estas personas lo hacen con un buen motivo, están huyendo de una persecución o de una guerra que les están robando sus derechos básicos. Construir muros no va a hacer que la gente deje de buscar refugio sino que los obligará a buscar rutas más peligrosas, poniendo en riesgo su vida.

  1. Poner fin al racismo.

El racismo y el tráfico humano son uno de los peores males que pueden enfrentar los refugiados. Todos los países deberían investigar y condenar a todas las bandas existentes que trafiquen personas, especialmente si estas son migrantes y refugiadas que son obligadas a cumplir con explotación y trabajo forzoso.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Por otro lado, la xenofobia y el racismo es un tema que deben abordar los gobiernos y comunidades, los refugiados no solo tienen que enfrentar un terrible pasado, un presente sin esperanza, sino que también deben acostumbrarse a estar en un lugar donde son rechazados solamente por sus creencias o su aspecto físico.

  1. La culpa no la tienen los refugiados.

Durante años, los gobiernos han utilizado las excusas de fuentes externas para justificar su propio fracaso, culpando a los refugiados y migrantes de sus problemas económicos y sociales. No es justo echarle la culpa a una persona que realmente no influye en ninguno de estos temas, sobre todo si su condición es vulnerable.

  1. Los gobiernos tienen que ayudar a las organizaciones internacionales.

Para el 2015, el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados declaró que todos los organismos creados a partir de la ONU se encuentran en una completa bancarrota, lo cual no es difícil de imaginar si sabemos que estas organizaciones solo reciben menos de la mitad de los fondos y recursos que realmente necesitan para ayuda a los refugiados.

Entonces, los organismos no pueden cumplir con todas las necesidades básicas de los refugiados, lo que da pie a que millones de personas deban vivir en condiciones terribles, a pesar de que es su derecho no hacerlo. Los gobiernos prefieren invertir más dinero en fortificar sus fronteras que en donar a las causas que lo necesitan.

  1. Recordar que el asilo es un derecho humano y debe ser protegido.

Cuando se creó el ACNUR, se hizo con un motivo muy claro, ayudar a las personas que se encontraban desplazadas después de la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, la mayoría de países en el mundo, acordaron que la mayor prioridad que debían tener todos los gobiernos era ayudar a las personas que se encontraran en situación de refugiados, esto se declaró por medio de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados en 1951.

Es entonces, que el organismo de la ONU dio nacimiento al ACNUR. Sin embargo, podemos observar cómo el mundo tiene poca memoria, ya que ahora vemos fronteras llenas de alambre y seguridad alarmante, organizaciones sin recursos y gobiernos que le dan la espalda a aquellos que prometieron ayudar.

Los líderes mundiales han permitido que se genere una de las crisis humanitarias más grandes a nivel mundial, donde en vez de promover la ayuda y resolver los conflictos, las personas se ven obligadas a huir y ser desplazadas de sus hogares.

El mundo necesita soluciones radicales, que provengan de un liderazgo visionario y que permita que globalmente los gobiernos cooperen para hallar soluciones. Se necesitan establecer sistemas concretos para ayudar a las personas refugiadas, se les debe permitir que tramiten su asilo, que pidan justicia, que sean protegidos y por sobre todas las cosas, que sus necesidades básicas y derechos sean cumplidos, que a nadie le falte ni educación y atención sanitaria.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Las 8 soluciones presentan un rango amplio de cosas que son posibles de lograr solo si las personas correctas los escuchan, si los líderes y los millones de ciudadanos le permiten la entrada a estas personas que son iguales a nosotros, sin importar su condición o género, que lo único que buscan una vida digna para ellos y su familia.

Si te interesa leer más artículos como este, te invitamos a explorar las diferentes categorías de nuestro blog, en especial te recomendamos leer historia del tractor.

Determinación de la condición de refugiado

Es un proceso legal donde los gobiernos o ACNUR logra determinar si una persona cumple con todos los indicativos del reglamento para ser declarada una persona en estado vulnerable y otorgarle así el estatus de refugiado, todo este proceso es administrativo y lo primero que requiere es un registro.

Por otro lado, este procedimiento es fundamental para asegurar que la persona refugiada pueda aprovechar de los beneficios y derechos que se le concede por el derecho internacional en su condición de persona vulnerable.

Los Gobiernos tienen la responsabilidad de atender todos los casos sobre la Determinación de la Condición de Refugiados, ellos son los principales acreedores de esta condición, sin embargo ACNUR puede otorgar una investigación y determinar si una persona es refugiada o no, esto solo lo hace si el Estado no es parte de los Convenios decretados en 1951 o si no existe ningún procedimiento legal nacional que otorgue el asilo y la condición de refugiado.

ACNUR u otras ONG tienen que trabajar en conjunto con los Estados para fortalecer los sistemas que les ayuden en la determinación de la condición de refugiados, así mismo también se enfocan en fortalecer los sistemas de ayuda y asilo. ACNUR promueve la creación de sistemas nacionales por parte de los estados.

Todos los años, desde el momento de su creación, ACNUR realiza la Determinación de la Condición de Refugiado, bajo el mandato de al menos 60 países diferentes, allí reciben, clasifican y registran alrededor de 300.000 solicitudes individuales que buscan asilo, esta característica le permitió a ACNUR, la consagración de ser la segunda instancia oficial más grande en Determinación de la Condición de Refugiados a nivel mundial.

Al menos 20 países cuentan con el apoyo constante de ACNUR para realizar la determinación de condición, así como el respaldo en los sistemas que desarrollan esas funciones. Por otro lado, existen otros países donde el ACNUR es un agente de cambio, fortaleciendo instituciones y capacitando personal para atender a la crisis humanitaria de refugiados.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Dentro de estos procedimientos existen estándares fundamentales y oficiales que permiten que las prácticas de determinación ocurran efectivamente y de manera sencilla para todos los involucrados. Allí se reciben y registran todos los casos que llegan, estos tienen que estar bajo las normas de procedimiento del ACNUR. Las mismas se encuentran publicadas en la web desde el 2013.

Estas normas están en constante revisión y actualización para que reflejen los cambios en los procesos legales internacionales y nacionales. Todas las operaciones hechas por ACNUR tienen que someterse a una constante vigilancia, esto para asegurar que todos los procesos se hagan respetando el derecho humano internacional al asilo y la protección del individuo como ser humano.

Puedes leer más artículos como este en nuestro blog, nosotros te recomendamos leer ¿Quién inventó la pólvora?

¿Qué es un refugiado?

A lo largo de este artículo hemos estado explicando cómo funcionan los campos de refugiados y que es determinante para que una persona sea considerada refugiada, sin embargo no hemos aclarado oficialmente qué es un refugiado. Un refugiado es toda aquella persona que por motivos externos se ve obligada abandonar su país y se encuentra fuera de él por el temor de ser perseguido, a los conflictos o a la violencia.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Es entonces, cuando una persona recurre a medios internacionales para pedir ayuda y protección ante aquello que está huyendo. Según la definición decretada en la Convención sobre el Estatuto de Refugiados, las personas que se encuentran refugiadas son las personas que se han marchado de un país porque temen a una persecución política, religiosa, nacional o incluso racial.

¿Qué tienen que hacer los países?

Por convenios oficiales, aprobados en el año 1951, se estableció que todos los países, exactamente 144 que firmaron esos convenios, estarían de acuerdo en proporcionar protección legal a todos los refugiados que buscaran asilo.

Una vez pasarán por el proceso de determinación y se les concediera su estatus de refugiados, los países estarían legalmente obligados a garantizar el cumplimento de sus derechos humanos, que son el derecho a la educación, al trabajo, a la vivienda y a la salud. Además tendrían que ofrecer los medios necesarios que les permitieran obtener una documentación legal para mejorar su condición actual.

El problema es cuando los países que tienen que acoger a los refugiados no lo hacen y les dan la espalda ante sus peticiones de ayuda, por miedo a que sus países tengan una llegada masiva de personas buscando asilo. Esto ha generado problemas sociales, donde un grupo está dispuesto a ayudar mientras que otros no.

Todos somos refugiados.

La situación actual que vive el mundo es trágica, millones de personas se ven desplazadas de sus hogares, representando una de las mayores crisis humanitarias que se hayan visto en el mundo. Los números no son importantes, cuando no conocemos la historia de estas personas: de dónde vienen, cómo era su hogar, qué los hizo escapar… Estas historias, lo único que demuestran es que todos, en teoría, podemos ser refugiados.

Que si bien es cierto que las Guerras y sus consecuencias no ocurren de la noche a la mañana, es imposible determinar cuándo puede ocurrir dentro del país en el que habitamos en este momento. Personas inocentes, tienen que sufrir las consecuencias de las acciones de gobiernos y grupos que no valoran la vida humana.

Sin importar la condición política, la creencia religiosa, el género, la edad o la nacionalidad, todos los seres humanos presentes en esta tierra tienen el derecho a ser felices, a vivir de manera plena, a tener un futuro brillante, a satisfacer sus necesidades básicas, derechos que todos los gobiernos deben proteger ante todo.

Las sociedades llevan años tratando de construirse para afrontar las situaciones de crisis que los mismos humanos hemos creados, desde problemas ambientales a conflictos, es hora de que el ser humano se ponga como prioridad así mismo. Que todas las personas y los Estados se concienticen de las situaciones tan terribles que le están sucediendo a una parte de la población.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Que las acciones no queden solo allí, en fotografías en un periódico o el internet, se necesita una acción inmediata para que la sociedad deje de ser un agente pasivo ante el sufrimiento de otro ser humano. La responsabilidad cae en cada individuo, en cada persona, consciente o no, que deje que esta situación siga sucediendo durante más décadas.

Si bien es cierto, que una sola persona no va a lograr solucionar todos los problemas a nivel mundial, una sola persona puede aportar su apoyo e impulsar a muchas más a hacer lo mismo, esto permite que se cree una red de individuos dispuestos a cumplir una misma función. Existen muchísimas maneras de ayudar.

Debemos recordar, que en el fondo de nuestros corazones, todos somos refugiados, buscando un paraíso perfecto para la vida. Si el ser humano persiste, entonces logrará que todos seamos aceptados como humanos, sin muros ni barreras, colaborando y existiendo en una tierra más buena y amable.

El progreso de los transportes y la comunicación en la última década, nos ha otorgado dos cosas, un entendimiento más lógico de lo que sucede en lugares fuera de nuestro alcance visual y las posibles herramientas para conectar con más gente dispuesta al cambio. El mensaje debe ser siempre el mismo, ayudemos al más vulnerable, preservemos la vida humana y protejamos a aquellos que no pueden protegerse.

CAMPOS DE REFUGIADOS

Puedes leer otros artículos como este en nuestro blog, de hecho te recomendamos leer descubrimiento del fuego

¿Se puede aprender algo de ellos?

Los conflictos armados y los desastres naturales han dejado a millones de personas en condición de refugiada y desplazada. En la actualidad, se cree que más de 60 millones de personas se encuentran en un estado vulnerable, esta es una cifra más alta de lo que se había visto durante la Segunda Guerra Mundial.

Para poder enfrentar el éxodo tan gigantesco, se creó una organización que velará por los derechos y la protección de todas las personas que se encontraran en situación de refugio o que hayan sido desplazados de sus hogares. La creación de los campos de refugiados fue una solución temporal a un problema que iba creciendo cada día más.

Las estructuras sencillas son solo una manera de albergar a la mayor cantidad de gente posible para protegerla, una solución muy típica en África y el Medio Oriente, sin embargo ha ido creciendo por todo el mundo.

Los campos de refugiados más grandes del mundo son considerados de esta manera no solo por la cantidad de gente que habita en estos sitios, sino por la manera en la que su estructura y socialización ha cambiado para ser más parecida a una ciudad. Por ejemplo, el campo de refugiados de Dadaab en Kenia, tiene una población de 400.000 habitantes, un número que podría ser comparado con la cantidad de habitantes que viven en Cuenca – Ecuador.

El campo fue creado hace ya 24 años, con el fin de proteger a las personas que huían de un conflicto armado civil en Somalia, en ese entonces, se esperaba albergar únicamente a 90.000 personas, sin embargo, debido a que los procesos de asilo son tan largos, la gente empezó a convivir, dejando que su familia creciera durante décadas.

Estos campos los podríamos llamar fácilmente urbes no planificadas, cuyo ritmo va creciendo a un nivel escandaloso, generando una realidad política, económica y social muy difícil. De hecho muchos de estos lugares son imposibles de mantener por el ACNUR u otras organizaciones internacionales humanitarias.

La vida dentro de los campos de refugiados no es sencilla, su situación afecta mental y físicamente a muchos hombres, mujeres y niños. Como seres humanos, nos vemos en la obligación de aprender y explorar estos paradigmas sobre la ayuda humanitaria.

Lo primero que se tiene que hacer para aprender algo positivo es reconocer que estos campos ya no son campos, su evolución permite que los mismos sean definidos como ciudades emergentes, ya que pueden evolucionar progresivamente, de acuerdo a el estado actual del país de acogida, para ser transformado de una manera en la que ayuda a todos los habitantes de estos campos.

Las ciudades emergentes evolucionan desde la peor de las condiciones, su única meta es sobrevivir lo suficiente para que su situación mejore, aunque muchos pierden la esperanza rápidamente, otros son capaces de adaptarse y vivir, incluso décadas, dentro de los campos, esperando fielmente a que alguna persona de su familia tenga una vida mejor. Esa clase de esperanza, en un sitio tan triste, es la clase que muchas personas más afortunadas necesitan en su vida.

Más de 70 millones de personas deben abandonar sus hogares esperando encontrar un destino y futuro mejor para ellos y sus familiares. Las guerras, los conflictos armados, el hambre, la persecución y la sequía son las principales causas que obligan a una persona a abandonar todo aquello que conocen con la esperanza de vivir un día más.

La fecha mundial del Refugiado se hace el 20 de junio de cada año, durante este tiempo se crean múltiples campañas para que las comunidades sean capaces de entender la realidad por la que pasan millones de personas a nivel mundial, las mismas que son denominadas refugiadas por su condición de vulnerabilidad. Buscan sensibilizar a las personas más afortunadas sobre algo que nos afecta a todos.

¿Qué podemos hacer para ayudar?

Existen varias maneras, según el ACNUR, de cómo puedes ayudar a las personas que se encuentran en situación de refugiados, oficialmente puedes:

  • Donar dinero.

El proceso de donación es extremadamente sencillo, la cantidad va a depender de cada persona y podrán estar seguros que todas las donaciones irán directamente a los sistemas y operaciones alrededor del mundo.

  • Puedes trabajar con el ACNUR.

Una manera de ayudar, es trabajando directamente, solo debes buscar cuáles son las vacantes actuales, registrarte y esperar a que seas llamado.

  • Conviértete en un voluntario.

Otra manera de ayudar directamente a los campos de refugiados es convirtiéndote en un voluntario. Este proceso lo puedes hacer desde la página oficial de Voluntarios de las Naciones Unidas, además también existe la oportunidad de convertirse en voluntario en línea.

CAMPOS DE REFUGIADOS

  • Pasantías.

El ACNUR recibe varias aplicaciones de pasantía y durante el año eligen con quién desean trabajar.

  • Dona materiales para el aula.

Los campos de refugiados tienen programas diseñados para la educación de los niños de todas las edades que se encuentren en situación de refugiados, una manera simple de ayudar es donando materiales de estudio que le permitan continuar con esta misión.

  • Reconstruye vidas.

Las empresas grandes pueden aportar su granito de arena, normalmente pueden hacerlo mediante las donaciones, pero también pueden capacitar a las personas para que estas consigan un trabajo y se adapten más fácilmente a una nueva comunidad.

  • Crea campañas de concientización.

Uno de los problemas más grande que tienen los refugiados actualmente es el rechazo por parte de los países de acogida. Una manera de ayudar puede ser creando campañas de concientización, que le permita ver a la comunidad por los momentos tan duros que están pasando las personas refugiadas, esto ayuda a que la aceptación sea más rápida además logra que muchas personas decidan ayudar también.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, llenas de contenido original y entretenido, de hecho te recomendamos leer artículo sobre la historia de la Coca-Cola

Nos interesa mucho tu opinión, así que déjanos un comentario para saber qué piensas sobre este artículo de campos de refugiados.

Deja un comentario