Valores Ecológicos, Conservacionistas y Ambientalistas, todo aquí

Los valores ecológicos son aquellos principios que se basan en el pensamiento ambientalista y conservacionista; en ellos se hace énfasis en la importancia de los recursos naturales del planeta, los cuales deben ser protegidos y preservados de cualquier acción que pueda generar deterioro en el medio ambiente.

Valores Ecológicos

Valores Ecológicos

Los valores ecológicos se fundamentan en el enfoque conservacionista, donde la premisa principal es la de que los recursos naturales de nuestro hermoso y diverso planeta Tierra deben protegerse de cualquier amenaza que atente contra su integridad.

Los principios ambientales  impulsan a la sociedad al cuidado del planeta, tienen una gran importancia pues nos mantienen en constante acción y sirven de  guía para que nuestras actividades mantengan un medio ambiente en condiciones óptimas.

Definición

El término valores ambientales se refiere a la pensamiento y la conducta que este orienta en los seres humanos en relación a los recursos naturales y el medio ambiente.

En este sentido, los valores positivos  influencian la manera de pensar de cada uno de nosotros, lo cual  determina utilizando conceptos ecológicos, acciones destinadas a mantener y proteger los recursos naturales.

Valores ecológicos

Los valores ecológicos buscan el cuidado del medio ambiente, protegerlo del uso desmedido e irresponsable por parte del hombre que solo piensa en el beneficio inmediato, sin pensar en las consecuencias a largo plazo.

Estos valores se apoyan en medidas legales, reglamentos y recomendaciones que tienen el objetivo de concientizar sobre el impacto ambiental que producen ciertas actividades de índole comercial, industrial y doméstico.

Existen grupos y asociaciones conservacionistas que se dedican a informar sobre el correcto uso de los recursos que nos regala la madre naturaleza.

Los valores ecológicos nos invitan a tener una actitud de respeto hacia nuestro entorno, con la intención de que dejemos de comportarnos como simples depredadores y cambiemos de actitud, para recobrar el equilibrio entre el progreso de la humanidad y el medio ambiente.

Valores ecológicos

Educación en Valores Ecológicos

La educación sobre los valores ecológicos es necesaria, de hecho se hace prioritaria para lograr que se de un cambio de la conciencia ecológica en la población.

La tarea de educar sobre los principios ecológicos debe comenzar desde temprana edad; se debe cooperar entre padres, maestros y autoridades gubernamentales para que establezcan parámetros que sirvan como guía para realizar desde el hogar acciones que refuercen el pensamiento ecológico.

Cuando una persona se compromete con los principios ecológicos comienza a dejar una huella positiva en la naturaleza, ya que sus acciones cotidianas van a estar enmarcadas en un modo de vida ecológicamente sustentable. Encuentra más información en Ejemplos de Desarrollo sustentable.

Las personas pueden comenzar con acciones que involucren eventos rutinarios inspirados en los valores ecológicos, tales como reducir la cantidad de desechos sólidos, utilizar menos cantidad de agua, realizar actividades de reciclaje, desechando de manera correcta los elementos y las sustancias tóxicas y respetando la flora y fauna del planeta.

Valores ecológicos

Para conseguir que los seres humanos comiencen a entender y a poner en práctica los valores ecológicos se necesita de una educación ambiental adecuada, que informe sobre los daños que durante años se han producido en el medio ambiente.

Gracias a la educación e información sobre los valores ambientales es que se lograrán los cambios orientados a una sociedad más ecológicamente amigable que deje huellas positivas en nuestro entorno natural.

La educación de los valores ecológicos tiene como objetivo que cada individuo se reconozca como parte importante de n ecosistema compartido.

En este sentido, el enfoque debe hacerse en lograr un cambio de mentalidad que transforme a los seres humanos en personas que encuentren un equilibrio entre las acciones progresistas y los valores ecológicos, incentivando la relación armónica con el medio ambiente.

Valores ecológicos

¿Cuáles son los valores ecológicos?

El ser humano necesita corregir las acciones que nos han dejado una crisis a nivel ambiental, la falta de valores ambientales influye en las personas y las hace creer en la idea errada de que la naturaleza siempre se regenera sin importar lo que hagamos, lo cual es totalmente falso.

La destrucción del medio ambiente y la sobre explotación de los recursos naturales, deterioran el entorno natural y disminuyen la posibilidad de que tengamos a futuro el privilegio de disfrutar de la naturaleza, de la salud que ella nos provee y de su maravillosa biodiversidad.

Por lo tanto, es imprescindible para el ser humano conectar con los valores ecológicos para utilizarlos a manera de guía y poner en práctica el pensamiento conservacionista, en defensa del medio ambiente y el mejoramiento de nuestro planeta.

Ahora presentamos los tipos de valores ecológicos que existen, para exponer exactamente a lo que se refieren cada uno de ellos:

Austeridad

Este principio nos habla de que se debe ser consciente de todo lo que realmente se necesita para vivir, el consumo desmedido de los recursos naturales es uno de los problemas graves que como sociedad.

La reducción en el uso de los recursos bajo las necesidades reales es importante y necesario.

Tenemos muchos ejemplos de como cumplir con este valor, durante nuestra rutina diaria podemos realizar pequeños cambios que representan nuestra contribución para preservar nuestros recursos naturales; algunas de estas acciones son las siguientes:

  • Cerrar el grifo cuando realizamos nuestro aseo personal pues esto ahorra agua limpia.
  • Apagar las luces cuando no las necesitemos y desconectar lo aparatos electrónicos cuando no los estemos usando, contribuye al ahorro energético.
  • Realizar labores de reciclaje con objetos de plástico, vidrio y cartón, lo cual disminuye  la cantidad de desechos sólidos.
  • No botar basura en lugares que nos on los destinados para tal fin.

Respeto

El respeto es un valor que contribuye a que vivamos en paz; es importante también respetar el entorno natural y a todas sus criaturas, pues el planeta es nuestro hogar y sin los recursos que obtenemos de la naturaleza, no sería posible la vida.

Debemos cuidar los recursos naturales de cualquier daño posible, las acciones individuales y empresariales nunca deben atentar contra la integridad de reservas de agua o de extensiones de suelo fértil, por citar solo algunos ejemplos.

No es posible la vida sin agua, pues nada germina, crece, se desarrolla o prospera sin el vital líquido. Es urgente que se tomen acciones para reservar las fuentes de agua limpia del planeta, y el no malgastar este preciado recurso es esencial.

Otro aspecto importante son los suelos, para seguir disfrutando de excelentes productos de cultivo, debemos detener el uso de productos químicos industriales que causan un deterioro sistemático de los suelos, provocando que en un futuro las tierras ya no sean fértiles.

Solidaridad

El objetivo de este valor ecológico es el de unificar los esfuerzos entre todos los seres humanos, sin distinción de nacionalidades pues la Tierra es una sola; los recursos naturales deben ser protegidos y conservados para futuras generaciones sin importar el lugar donde se encuentren.

El respeto hacia la conservación de los recursos naturales y el entorno ecológico debe ser enfocado a nivel global, pues nuestro planeta es un ecosistema que todos compartimos.

Un ejemplo de como podemos poner en practica este valor ecológico es el de actuar de manera consecuente con nuestros principios ambientales en cualquier parte del mundo, dejando siempre una huella positiva en el medio ambiente.

Otra de las maneras de implementar acciones solidarias es el de compartir un huerto solidario con la comunidad, donde se demuestre con hechos las bondades de sembrar y cultivar la tierra.

Responsabilidad

Se trata de ser consciente y asumir con responsabilidad cada uno de los actos que realicemos, ya sea de manera individual como colectiva.

Debemos realizar acciones de manera correcta en beneficio del medio ambiente, sin excusas, pues el cambio comienza desde nosotros mismos.

Para poner en práctica este valor ecológico, debemos aplicar medidas para que desde nuestra realidad realicemos aportes para el bienestar del medio ambiente, las cuales parten desde la toma de conciencia de la responsabilidad que tenemos como parte del problema.

Siempre existe alguna acción que marque la diferencia, por ejemplo podemos participar en grupos de voluntarios que realicen actos de limpieza o reciclaje a escala comunitaria, también tenemos la iniciativa de promocionar la educación ambiental acercando los principios y valores ambientales a la colectividad.

Empatía

El reconocimiento y la identificación con la naturaleza debe inspirarnos a entender que lo que le suceda a nuestro entorno nos afecta directamente y a nuestra salud.

Salvar y mantener en estado óptimo al planeta es asegurar nuestra permanencia en la Tierra. Existen muchas maneras de ser empático con la situación que nos rodea y con el medio ambiente en general.

Por ejemplo debemos disminuir lo más posible la emisión de gases tóxicos a la atmósfera, para esto podemos evitar el uso de vehículos que utilicen combustible fósil, si las distancias son cortas se puede hacer ejercicio caminando o ir en bicicleta.

La calidad del aire que respiramos es importante para estar sanos, es importante cuidar nuestras áreas verdes, sembrar árboles y concientizar sobre el daño ecológico de la tala a gran escala.

Coherencia

La idea es que debemos actuar acorde a lo que se piensa, los valores ecológicos, te dan una base teórica para que realices acciones y pongas en práctica lo que se necesita para contribuir con el medio ambiente.

De nada sirve el pensamiento ambientalista sin no se hace nada por ayudar al planeta.

Una persona comprometida con el medio ambiente, se pone en acción para ratificar continuamente su compromiso, realizando talleres de educación ambiental, instruyendo como sacar provecho a los materiales de reciclaje.

También se puede dedicar a informar sobre la manera correcta de desechar los materiales tóxicos que necesitan un manejo especial e implementar el uso de productos elaborados de manera ecológica para reemplazar a los industriales que suele tener substancias tóxicas que son perjudiciales para el ambiente.

Valores y principios ambientales

Los seres humanos tenemos valores que rigen nuestro comportamiento, es importante que a estos principios se le sumen las ideas ecologistas.

Si aplicamos a nuestra existencia un tipo de vida sustentable, con pensamientos enfocados en la conservación de la naturaleza, para defenderla de los peligros que a diario debe enfrentar.

Solo cambiando de manera de pensar acerca del uso de los recursos naturales, estamos en el principio del camino de la recuperación del medio ambiente del planeta.

Algunos de los valores que se deben fomentar desde pequeños en nuestro mundo son los siguientes:

Amor Ambiental

Es el valor que se le da al bienestar de todos los seres vivos de nuestro planeta; con amor se debe valorar y cuidar el único hogar que podemos tener.

Se debe inculcar a los más pequeños el amor por la naturaleza, integrándolos a un mundo que vive y respira al igual que nosotros lo hacemos, por lo cual es importante enseñarles a valorar las plantas, los animales y todos los elementos que forman parte del entorno natural.

El amor por el medio ambiente se pone de manifiesto cuando se enseña a cuidar y conservar los elementos naturales de los cuales obtenemos nuestro sustento diario.

La conservación del aire, el agua, los suelos, los animales, la vegetación y las fuentes de agua es la mejor forma de que estos elementos puedan ser conservados para generaciones futuras.

En este sentido es buena idea organizar excursiones donde se tenga contacto con el medio ambiente y se demuestre la importancia de valorar el mismo, como por ejemplo, paseos a parques naturales, playas, ríos, campos agrícolas y lugares donde este protegida la fauna y la flora local.

Conservación y Convivencia Ambiental

En este punto es importante educar con el ejemplo sobre el ahorro energético; el correcto uso de los recursos fundamentales es un método eficaz para contribuir con la regeneración de la naturaleza.

Es muy importante el reducir la cantidad de desechos sólidos, y más aún el disponer de políticas de manejo que permitan el eliminar la basura de manera ecológica.

La idea de progreso no tiene que estar separada de la conservación de los espacios ecológicos. Descubre más en Historia de la ecología.

Se deben implementar ideas de economía sustentable como plantas de tratamiento de aguas residuales para volver a integrarlas a los espacios naturales e industrias que se dediquen al reciclaje de papel para producir a partir de materia prima reciclada productos nuevos.

Estos cambios contribuyen al ahorro de miles de litros de agua limpia y salva hectáreas de árboles que se salvan de la tala indiscriminada de os bosques solo para mantener la industria que se encarga de la elaboración del papel.

Para finalizar, se debe crear conciencia de que no estamos solos en el mundo, los seres vivos necesitamos de los animales y plantas para sobrevivir; la contaminación y la destrucción de las áreas verdes fomenta la destrucción de los ecosistemas que son el hogar de miles de especies que se ponen en peligro de extinción.

Deja un comentario