Ballena azul en peligro de extinción, todo sobre ella aquí

La desaparición de muchas especies ha sido una constante a lo largo de la historia del planeta. En tal sentido, en este post se analizan las causas del por qué está la ballena azul en peligro de extinción. Te invitamos a leer la información sobre esta realidad.

Ballena azul en peligro de extinción

Ballena azul en peligro de extinción

En la actualidad, los animales en los océanos se encuentran en peligro de extinción, como es el caso de 80 representantes de la fauna marina pertenecientes a los cetáceos: delfines, marsopas y las ballenas. Al respecto, te sugerimos leer el enlace sobre biomas marinos.

Al respecto, ejemplares como: la ballena franca o Eubalaena,  la gris o Eschrichtius robustus, los rorcuales o Balaenoptera y la ballena azul o Balaenoptera musculus  están disminuyendo su población.

Tal situación conduce a la interrogante: ¿Está la ballena azul en peligro de extinción? La respuesta es afirmativa. De este modo, el animal más grande de la fauna marina e incluso del planeta va directo a su desaparición.

La ballena azul en peligro de extinción es una realidad que necesita detenerse para evitar que desaparezca. A este animal se le denomina como Balaenoptera musculus, también se conoce como rorcual azul.

Este animal es un mamífero marino que pertenece a la familia Balaenopteridaea, forma parte del suborden de los cetáceos misticeto. Es considerado como el animal más grande del planeta Tierra. Una ballena azul llega a medir alrededor de unos 30 metros de largo y pesa más de 200 toneladas.

Población al inicio del siglo XX

La población de estos mamíferos a inicios del siglo XX era numerosa, lográndose visualizar con facilidad en los diferentes océanos. Tal realidad en la actualidad es diferente.Esto se debe a que han sido víctimas por más de 40 años de una caza descontrolada.

Los aspectos antes mencionados tuvo como consecuencia una de las causas de la merma o disminución de esta población que actualmente se encuentra a punto de desaparecer. Así que a partir de 1996 la comunidad internacional decide proteger a esta especie. En esta línea, la presente disertación se centra en responder el ¿Por qué está la Ballena azul en peligro de extinción?.

¿Por qué está la Ballena azul en peligro de extinción?

La ballena azul en peligro de extinción no es una fantasía es una triste realidad. Así lo develan las investigaciones plasmadas en un informe en el 2002 donde destacan que entre 5.000 y 12.000 especímenes en todo el mundo localizados en alrededor de cinco grupos han desaparecido, entre ellos, se pueden incluir a estos mamíferos.

Alude el informe referido que la ballena azul, antes de la caza indiscriminada su población era abundante en la Antártida, ya que sobrepasaban los 300.000 mil ejemplares.  No obstante, actualmente solo hay concentraciones con unas 2.000 ballenas en los océanos Antártico, Indico y Pacífico, también se hallan localizados dos grupos de estos animales en el Atlántico e igual población en el hemisferio sur.

En este sentido, al leer la frase: la ballena azul en peligro de extinción, pareciera ser contradictoria, porque este mamífero con su colosal tamaño debería estar a salvo. Pero lo cierto es que cada vez la población de rorcual azul está cerca de su desaparición, al igual que muchas otras especies de cetáceos, según las investigaciones expuestas por The IUCN Red List of Threatened Species.

Una de las responsabilidades del organismo citado es registrar el estado de las distintas especies de plantas y animales. Así que con respecto a la Balaenoptera musculus advierte que la misma está en peligro de extinción. Te invitamos a leer: ¿Por qué el lobo gris está en peligro de extinción?.

En este sentido, la WWF (World Wildlife Fund), destaca el ¿por qué está la ballena azul en peligro de extinción?, aludiendo las causas que se describen a continuación:

Población y caza

Una expresión surgida a raíz de la pérdida de gran cantidad de ejemplares es que: la ballena azul en peligro de extinción. Esto a su vez, está apoyado en el hecho de que durante el siglo XX su población descendió hasta en un 90%. Tal situación significa que este representante de la fauna marina, se encuentra en grave peligro de desaparición.

Ante esta circunstancia, la expresión: la ballena azul en peligro de extinción, se evidencia en los océanos del planeta, pero a mayor escala en la Antártida, donde está a borde de extinguirse. Ahora bien, la caza es la causa principal de la disminución de este animal. Aunque por su tamaño, se considere difícil de capturar.

Estos mamíferos, al inicio no representaban ningún interés para los barcos balleneros. En este aspecto, la caza la destinaban para otras especies. No obstante, en 1864 el noruego Svend Foyn provisiona una embarcación con herramientas diseñadas para cazar cetáceos de gran tamaño. Aunque capturar a la Balaenoptera musculus todavía se tornaba difícil.

Ballena azul en peligro de extinción

Cañón cargado con un arpón para la caza de cetáceos

La ballena azul era muy difícil de cazar, por lo que Svend Foyn corrigió la función del cañón arponero en la embarcación logrando con ello la captura de muchos ejemplares. Tales hazañas fueron premiadas por lo que en  Noruega se establecieron estaciones para la caza de este mamífero marino, lo que se desarrolló de manera indiscriminada, que condujo casi a su extinción

En tal sentido, con el objeto de frenar tales actividades de caza de este ejemplar marino para el año de 1986 se establecieron leyes para prohibir la caza comercial de las ballenas. No obstante, esta legislación no se cumplió debido al alto valor comercial de los productos que de este mamífero se extraen: carne, grasa, aceite, otros.

Incluso en países como: Islandia, Japón y Noruega continúan esta actividad se desarrolla sin ningún tipo de control. Razones que permiten señalar que la ballena azul en peligro de extinción es una triste realidad.

Historia de la caza de la ballena azul

La historia con respecto a la caza de este mamífero data desde hace muchas décadas, en Islandia su caza se inició desde 1883. Posteriormente, se fueron incorporando otras naciones y territorios a esta actividad, así que para 1894 se desarrolla en las islas de Feroe.  Luego, para 1898 se incorpora la isla de Terranova, en el 1903 Spitsbergen y las islas Georgias y Sandwich del Sur entre 194 y 1905.

Esta actividad se incrementó a partir de 1925, cuando se incorporaron a los océanos buques comerciales a vapor. Lo que significa que se aumentó la caza de este cetáceo. De ahí, que la ballena azul en peligro de extinción, es una situación que viene afrontando este mamífero desde aproximadamente un siglo. En el siguiente video sobre 5 datos curiosos sobre la cazas de las ballenas

Realidad que se hace evidente con mayor énfasis entre años 1930 y 1931, porque las embarcaciones lograron capturar unos 29.400 cetáceos en la Antártida. Situación que condujo a la disminución de la población de la ballena azul de manera drástica, haciéndose más evidente al finalizar la Segunda Guerra Mundial . Te sugerimos leer explotación de los recursos naturales

En este sentido, es una realidad la siguiente expresión: ballena azul en peligro de extinción. De ahí que para cambiarla a partir de 1946 se crearon las primeras restricciones para el comercio internacional de la Balaenoptera musculus. Sin embargo, no se respetaron. En 1960 la Unión Soviética  contuvo la caza ilegal de la ballena azul.

Estadística de ejemplares capturados para 1970

Para 1970 alrededor de 330.000 ballenas azules habían sido cazadas en la  Antártida, otras 33.000 en el Hemisferio Sur, 8200 en el Pacífico Norte y 7.000 en el Atlántico Norte. De ahí, que por ejemplo en la Antártida estos ejemplares se redujeron al 0,15 de su población original. Por tanto, la caza comercial es prácticamente la responsable de la expresión: la ballena azul en peligro de extinción.

A pesar de las restricciones existentes con respecto a la prohibición de la caza indiscriminada de la ballena azul los barcos balleneros en vez de disminuir la captura de este animal la incrementaron por lo que su población hoy por hoy está a punto de desaparecer.

Limitada supervisión de biólogos marinos

La ballena azul en peligro de extinción es una realidad que atraviesa este mamífero, por causa de la caza comercial, pero además por la omisión de los dueños de balleneros de las recomendaciones para la captura de este animal ofrecida por los biólogos marinos.

En este aspecto, la industria ballenera no aceptó las sugerencias planteadas por estos profesionales con respecto a que la captura de las ballenas azules debía hacerse para las especies marinas con edades avanzadas, en vez de los que se encuentran en periodos vitales o son más jóvenes.

READ  Especies en Peligro de Extinción, Causas y Cómo Ayudarlas

Esto generó la disminución de las especies en periodos altamente reproductivos, por ende, esta acción comercial también se vio afectada a consecuencia de actuar sin una previa planificación.

Capturas por accidente

Otra de las causas del ¿por qué está la ballena azul en peligro de extinción? Se debe a que estos mamíferos en diversas oportunidades son capturados por accidente, debido a que la pesca industrial les atrapa con sus enormes redes, sin que sea la presa que se persigue capturar en algunas circunstancias.

Colisión con las embarcaciones

En la actualidad el océano es una vía para la circulación de cantidades de barcos de enormes tamaños, por lo que muchos cetáceos chocan contra ellos. Es decir, en oportunidades las ballenas chocan con muchas de estas embarcaciones.

La colisión o accidentes de los rorcuales azules con estas embarcaciones, se debe a que los barcos ocupan el espacio por donde éstos transitan y además, el tránsito de estas embarcaciones desorienta a estos animales.

Ballena azul en peligro de extinción

Lo cierto es que la colisión o accidente entre la ballena azul y la embarcación le causa serias lesiones, muchas veces mortales que conducen a la muerte de este mamífero. No obstante, esta situación es difícil que disminuya, porque actualmente existe la presencia de mayor cantidad de embarcaciones en los mares y océanos.

Pero, a favor de disminuir estos accidentes que ponen en riesgo la vida de las ballenas azules, se pueden tomar medidas como la restricción de las rutas marinas por los lugares donde haya concentraciones de cetáceos, o sea el hábitat de los mismos. También la tripulación de estas embarcaciones ha de estar alerta, para disminuir la velocidad al momento de observar cruzar algunos de estos animales.

Cambio climático

El calentamiento global es otra de las posibles causas del ¿por qué está la ballena azul en peligro de extinción?, ya que el aumento de temperatura en los océanos les afecta, debido a que con el calor la alimentación escasea en los territorios ártico y antártico entre ellos, el plancton como krill, así como otros alimentos.

A consecuencia de esta situación las ballenas azules emigran a otros territorios. Lo que trae como consecuencia que estos mamíferos se debiliten, porque se les dificulta ubicar su alimentación y por este motivo mucha de ellas muere.

La ballena azul en peligro de extinción es una realidad, que también se debe como se ha planteado al cambio climático, porque esta situación les afecta también en su ciclo reproductivo. Por tanto, si disminuye su reproducción y por ende, también su población.

Ballena azul en peligro de extinción

En este aspecto, se tiene que, como consecuencia del derretimiento de los polos los glaciares incrementan la cantidad de agua dulce al océano generando como consecuencia al punto crítico que puede llegar a producir diferencia de densidad de sus aguas, lo que se conoce como circulación termohalina.

Ahora bien, este cambio climático afecta a las ballenas azules porque estos animales emigran por circunstancias específicas, una en búsqueda de alimentos los cuales localizan en las zonas frías con mayor facilidad. Pero estos mamíferos, se dirigen a las zonas cálidas para aparearse y tener a sus crías. Así que como estos son animales de costumbres un cambio en la circulación de las aguas y el aumento de los niveles de salinidad afecta ambos procesos: alimentación y reproducción.

Muertes de ballenas por contaminación

La muerte de estos ejemplares que potencia la expresión la ballena azul en peligro de extinción se debe a la contaminación de los biomas marinos.

Los niveles contaminantes de los mares y océanos a consecuencias de sustancias tóxicas, multitudes de plásticos que invaden varios km2 y cantidad de sonidos, facilita que estos animales se alimenten de tales elementos, lo que los conduce a la muerte.

Por otra parte, los diferentes contaminantes como el petróleo, minerales y otros metales que en son expulsados al océano por las embarcaciones o los vertederos industriales que llegan al mar ocasionan también la muerte de la ballena azul por intoxicación.

En tal sentido, estas vertientes de aguas contaminadas productos de diferentes tipos de industrias incluso las aguas servidas de los hogares. Además, los canales de transporte, piscifactorías, entre otras representan un peligro para la fauna animal y en especial para las ballenas azules.

Tal como se evidencia, las amenazas humanas inclinadas hacia la contaminación del bioma marino con los productos químicos que son ingeridos a su vez, por estos animales los cuales transmiten estas sustancias tóxicas a sus crías cuando le amamanta.

Ruidos

Son muchos los cadáveres de ejemplares de ballenas que se han localizados, a los cuales al practicarse la necropsia se aprecia la inmensa cantidad de elementos y objetos, como el plástico que éstos mamíferos engullen considerándolos alimentos. También el exceso ruido que producimos en los océanos les desorienta (Te invitamos a leer el enlace sobre causas de la contaminación auditiva).

La ballena azul en peligro de extinción, se debe también a la confusión que sufren a consecuencia del ruido, muchas veces les hace que estos cetáceos naden hacia sitios menos profundos como las playas, donde por su dimensión y tamaño encallar y tristemente llegar a morir.

En este aspecto, es preciso indicar que el ruido puede afectar en estos animales en sus vocalizaciones generando en este caso la ausencia o debilidad en su comunicación. ​

Ballena azul en peligro de extinción

Lo planteado, pone de manifiesto que el hábitat de las ballenas se ve afectado, disminuye su espacio marino, merma su alimentación, se intoxican, en fin disminuye en gran medida su población, lo que hace visible la situación de que la ballena azul en peligro de extinción, es prácticamente una realidad que debemos intervenir para modificar.

Varamientos

Los varamientos de estos animales en las costas son muy poco usuales,  por tanto cuando este hecho se produce es una fuente de interés pública.

Aunque con respecto al varamiento, se tiene evidencia de que para 1920 una ballena azul encalló en la isla de Lewis, próxima a Bragar en Escocia. Esto se debió a que un barco ballenero le clavó un arpón, sin embargo, este no explotó y como resultado este animal se dirigió a sitios menos profundos.

Del esqueleto de este ejemplar dos de sus huesos fueron otorgados a Lewis, los cuales fueron establecidos como una sugestión turística.​

Otras amenazas

La ballena azul por su gran tamaño y dimensión las especies adultas no poseen usualmente un depredador natural. Aunque la orca es uno y casi exclusivo depredador. Para citar un ejemplo de este tipo de ataque un estudio develó que en el mar de Cortés alrededor de un 25 % de las ballenas presentaban cicatrices debido a la agresión por parte de las orcas.

Sin embargo, el estudio de investigación sobre la muerte de un ejemplar localizada en la Baja California, concluye que la misma se debió por este ataque. Aunque es cierto que las orcas pueden atacar y matar a la ballena azul, no existe un índice estadístico al respecto.

Una vez analizadas las diferentes causas sobre la ballena azul en peligro de extinción se hace necesario describir los aspectos que caracterizan a este mamífero que hoy por hoy ha mermado de manera dramática su población.

Características de la ballena azul

Entre las características que forman parte de estos ejemplares, se resaltan:

Taxonomía

La ballena azul forma parte de los misticetos, que significa cetáceos de gran tamaño con barba. Estos ejemplares forman parte de la familia de Balaenopteridae. A la ballena azul habitualmente se la clasifica como una de las ocho especies de rorcuales incluidas en el género Balaenoptera. ​

En este sentido, de acuerdo al análisis de progresión de ADN muestran que este especie se halla filogenéticamente cercana al rorcual boreal (Balaenoptera borealis) y al rorcual de Bryde (Balaenoptera brydei) que con respecto a otros integrantes de la familia Balaenoptera.

Ballena azul en peligro de extinción

Además, este animal está más próximo de la yubarta (Megaptera) y la ballena gris  (Eschrichtius) antes que los rorcuales albiblanco (Balaenoptera acutorostrata) y austral (Balaenoptera bonaerensis). ​Tal análisis taxonómico está supeditado a otras investigaciones para establecer tales relaciones, así que tales resultados puedan originar una nueva clasificación de las ballenas azules.

En este sentido, se han encontrado híbridos entre los rorcuales comunes y estas especies en su hábitat, aunque se desconoce sobre su ciclo reproductivo. Así que Arnason y Gullberg encontraron un trayecto genético entre el rorcual común y el rorcual azul parecido a la existente entre el ser humano y el gorila.

Por otra parte, el nombre de su especie musculus, procede del latín que significa músculo, pero también se puede significar ratoncito. Así que la designación del nombre que hizo Linneo en 1758, a este animal tuvo un doble sentido, es decir, lo asignó con una connotación irónica.

Nombres no utilizados

Aunque la ballena azul previo a musculus, tuvo otros nombres más usuales, tales como: rorcual de Sibbald  asignado por sir Robert Sibbald, otros como el gran rorcual del norte o la gran ballena azul, estos últimos se dejaron de utilizar desde hace unas cuantas décadas. La especie de la ballena azul fue dividida en cuatro subespecies, según autoridades o biólogos marinos, tal como se reflejan a continuación:

En 1758 Linnaeus, las denominó como Ballena musculus, ballena azul del norte, las cuales contienen las poblaciones del Norte de los océanos Atlántico y Pacífico.

Ballena azul en peligro de extinción

Para 1871, Burmeister, la denomina Ballena musculo intermedia, así fue nombrada a la ballena azul de la Antártida, la más grande, la cual se localiza en el océano Antártico.

Ichihara en 1966, la denomina B.m. brevicauda, ballena azul pigmea, estos ejemplares se localizan en los océanos Índico y el lado sur del Pacífico.

Otra denominación o subespecie es la realizada por Blyth en 1859, el gran rorcual de la India, localizada en el océano Índico, pero hay dudas al respecto de esta clasificación pues pareciese que se tratase de la misma subespecie B. m. brevicauda.

Lo anterior pone en evidencia la existencia de cuatro subespecies que se le asignan a este mamífero. No obstante, con respecto a la cuarta de esta denominación existen dudas al respecto, aceptándose en esta clasificación sólo las tres primeras indicadas.

READ  ¿Sabes cuáles son los animales de la selva Lacandona?

Descripción y comportamiento

La ballena azul es un animal mamífero que posee un cuerpo extenso y esbelto, lo cual se visualiza como delgado al compararse con la naturaleza gorda de otros misticetos. Tiene una cabeza que inmensa que constituye un cuarto de toda su estructura corporal, además tiene la forma de una U.

Ballena azul en peligro de extinción

Posee una quilla saliente en forma de cresta que se extiende desde los espiráculos, es decir, la abertura que les sirve para conducir el aire a los pulmones hasta el extremo anterior del rostro.​

La ballena azul en peligro de extinción posee alrededor de 400 barbas que miden un metro de largo y cincuenta centímetros de espesor aproximadamente ubicadas a cada lado de su boca gruesa. Tales barbas le cuelgan a este mamífero marido de su mandíbula superior.

​Esta representante de la fauna marina cuenta con 55 y 88 pliegues ventrales lo que comúnmente lo podríamos denominar surcos, los cuales se localizan en el trayecto de la garganta y análogos al cuerpo. Estos pliegues le facilitan la expulsión del agua de la boca posterior a  acometidas para alimentarse.

La ballena azul posee una aleta trasera o posterior pequeña y todas no son iguales, por lo que tiene forma variable. Esta extremidad puede observarse solo durante el proceso de sumersión, la misma se localiza en la última cuarta parte del cuerpo.

Como se indicó la aleta es de forma distintas, algunas pueden ser triangular, pequeñas protuberancias, redondeadas, entre otras.

​Otra característica de la ballena azul es que para respirar sube a la superficie y saca del agua su espalda y espiráculo más elevado que otros cetáceos. Así que se puede decir, que más pronunciados que el rorcual común o el rorcual boreal, lo que hace que se distingan de las citadas.

Respirar y sumergirse

Estos animales cuando respiran producen un espectacular chorro de vapor de agua  capaz de alcanzar entre 6 y 12 metros. Es decir, una media aproximada de 9 metros. Tal exhibición puede apreciarse a grandes distancias en un mar tranquilo.

La capacidad pulmonar alcanza los 5000 litros, debido a que a diferencia de los otros rorcuales, estos tienen doble espiráculo. Al sumergirse a grandes profundidades estos misticetos, sacan la aleta fuera del agua.

Aletas pectorales  

La ballena azul posee aletas pectorales distintivas con forma puntiagudas cuya longitud oscila entre los tres y cuatro metros. Tiene un color gris claro y un borde blanco, pero el lado posterior es blanco.

Cabeza y la aleta caudal

La cabeza y la aleta principal de la ballena son de color gris, la parte superior de este animal así como sus aletas, a veces son moteadas y las mismas difieren de un animal a otro. Incluso, hay ejemplares que poseen el color gris por todo su cuerpo.

Aunque hay algunos de estos tipos de mamíferos marinos que tienen un color grisáceo con variación hacia el color azul oscuro. El vientre de estos es generalmente de color grisáceo o amarillento con pequeñas manchas en todo el cuerpo. Debido al roce de los misticetos que están cargados de microorganismos que se les conoce como diatomeas en las frías aguas del Antártico, el Pacífico Norte y el Atlántico Norte. ​

Velocidad

Estos animales pueden alcanzar velocidades hasta de 50 km/h o en su defecto 27 nudos al sentirse amenazada. Pero durante su desplazamiento habitual oscila alrededor de los 12 nudos o 22 km/h

Aunque en esta aspecto, es de interés señalar que la ballena azul durante el proceso de alimentación su velocidad disminuye considerablemente, por lo que alcanza entre 2 a 6,5 km/h.​

Vida en pareja

Generalmente la ballena azul en peligro de extinción vive sola y algunas veces en pareja. Sin embargo, se han observado grupos hasta con siete ejemplares. Pero, donde hay abundancia de alimentos han llegado a reunirse hasta 60 ballenas en un espacio o misma zona. Pero a diferencia de las otras especies de misticetos, las ballenas azules no se les observa en grandes  grupos.

El análisis de ADN en un estudio concluyó que las parejas que se hallan juntas son macho y hembra, las cuales están unidas por un largo periodo de tiempo. Pero algunos machos se han emparentados con hembras diferentes.

Tamaño y masa

El enorme tamaño de estos ejemplares dificulta pesarlos. Por ende, la generalidad de las ballenas azueles que son capturadas son pesadas en piezas manejables. De ahí, que se subestimó su peso real, por la merma de la sangre y los otros fluidos.

Considerando los aspectos anteriores, la ballena azul adulta mide alrededor de 24 a 27 metros de largo y pesan entre las 100 y 120 toneladas. Aunque se han registrados ejemplares de mayor longitud, hasta los 33,63 metros, científicamente se puede aceptar la medición de 29,9 metros.

En 1947 se capturó en Georgias del Sur una ballena azul hembra que tuvo una masa de 173 toneladas, en estas regiones la población de estos animales son más elevadas y a su vez, las hembras en esta parte del océano son más grandes que los machos.

La ballena azul es el animal más fuerte que ha existido en el planeta Tierra, lo que significa que supero en masa a cualquier animal vivo o extinto. Es por tanto, la más pesada del extinto Patagotitan mayorum, es decir el más grande de los dinosauros que su masa llegaba hasta 77 toneladas.

Otra especie que supera es al pez extinto Leedsichthys que puede estar cerca de su tamaño. Así, que todos los animales con sus respectivos datos fósiles hasta el momento no superan la dimensión, tamaño y masa corporal de este animal.

El peso de algunos de sus órganos

Un ejemplo de su colosal tamaño se aprecia en su lengua, que pesa alrededor de 2,7 toneladas, cuando la misma se halla abierta es capaz de aguantar aproximadamente 90 toneladas entre agua y comida. ​No obstante, pese a que la boca de la ballena azul es gigante, este animal no puede engullir objetos con dimensiones superiores a una pelota de playa.

Por otra parte, el corazón de la ballena azul puede llegar a pesar 600 kg, la aorta de este órgano en estos animales es de 23 centímetros de diámetro.

Además de todo lo planteado, los animales de esta especie recién nacidos llegan a pesar alrededor de 2700 kg y medir entre los 7 y 8 metros. Tamaño similar al de un hipopótamo adulto. Razones para afirmar que es el animal más grande de nuestro planeta.

Alimentación

La alimentación de los Balaenoptera musculus es generalmente en casi su totalidad Krill, pero estas especies marinas también engullen algunas cantidades de copépodos.

El zooplancton del cual se alimenta la ballena azul tiende a ser distinto entre un océano y otro. Así se tiene que en el Pacífico NorteEuphausia pacifica, Thysanoessa spinifera, Thysanoessa raschii y Nyctiphanes symplex.

En el Atlántico Norte el alimento frecuente de estos animales es  Meganyctiphanes norvegica, Thysanoessa raschii, Thysanoessa inermis y Thysanoessa longicaudata; finalmente en el Antártico, Euphausia superba, Euphausia,  Euphausia valentin y crystallorophias .

Una especie adulta es capaz de consumir hasta 40 millones de krill por día. Razones, por las cuales para alimentarse buscan las áreas donde hay una elevado concentración de este crustáceo, incluso hay registro de que un adulto puede llegar a consumir hasta 8 toneladas de estos pequeños animales.

Estas especies requieren de 1,5 millones de calorías diariamente. Es de interés señalar que estas especies en las horas diurnas se alimentan en las profundidades, pero en las horas nocturnas se alimentan en la superficie marina u oceánica.

Realizan inmersiones entre los 5 y 15 minutos durante su alimentación, pero estas suelen durar alrededor de veinte minutos, aunque hay datos que señalan que han durado hasta 36 minutos.

Proceso filtrado

La alimentación del roncal se hace a través de un proceso de filtrado, así que sigue la siguiente secuencia: en una embestida abre la coca donde introduce una cantidad de agua y krill, luego cierra las mandíbulas y empuja de nuevo el agua hacia afuera a través de sus barbas.

Esta acción facilita que el agua pueda salir, mientras esta especie captura sus presas. Aunque su alimentación favorita es el krill, la ballena azul, también puede alimentarse de otros crustáceos, pequeños peces y calamares que nadan entre el krill.

Ciclo vital

El ciclo vital de la especie de ballena azul se inicia con el apareamiento que se suscita generalmente a finales del otoño y culmina con el cierre de la época de invierno. Son pocos los estudios al respecto del comportamiento animal del acoplamiento de los espacios para la cría.

​Poco se sabe sobre el comportamiento de acoplamiento o lugares de cría. Las hembras generalmente dan a luz una vez cada dos a tres años a principios de invierno tras un periodo de gestación de diez a doce meses. ​ La cría pesa casi tres toneladas y mide alrededor de 7–8 m de longitud. ​

Sus ballenatos se alimentan de alrededor de unos trescientos ochenta litros de leche al día. Además aumentan su peso corporal en una proporción de 90 kilogramos por día. Alrededor de los 8 meses de edad sus crías son destetadas, para ese momento miden el doble de su longitud con la cual nacen.

Los machos y las hembras alcanzan su madurez sexual a los cinco años de edad. Así que las ballenas azules del sexo masculino a esta edad miden aproximadamente entre unos 20 y 21 metros de longitud, mientras que las féminas su longitud es entre 21 y 23 metros.

READ  ¿Sabes Cuáles son las Aves Rapaces?, Descúbrelas todas aquí

La ballena azul en peligro de extinción en la actualidad se les considera adultos en el Hemisferio Norte cuando llegan a medir, la hembra 25 metros y el macho 24 metros de longitud.

La esperanza de vida de estos animales marinos es de alrededor de 80 años o más, según los datos aportados por los científicos al respecto.

Canto de las ballenas

Las ballenas azules suelen emitir sonidos muy fuertes pero de baja frecuencia y de largo alcance submarino, se considera que este sonido que muchos le denominan el canto de las ballenas tiene una función comunicativa.

Evaluaciones realizadas por Cummings y Thompson para 1971, destacan que el nivel del volumen del sonido producidos por estos animales alcanza los 155 y 188 decibelios, los cuales son equivalentes a 1 micropascal (µPa) estableciendo esta referencia con la distancia de un metro. ​

Estos grupos pronuncian sonidos en una repetición principal de entre 10 y 40 Hz, llegando incluso a los 9 Hz, lo cual es imperceptible por los humanos, pues el hombre tiene la capacidad de oír una frecuencia a partir de los 20 Hz.

Por otra parte, la frecuencia  más alta fue captada en la costa de Sri Lanka alcanzó unos 524 Hz con una duración aproximada de 30 segundos. Pero en este espacio se registraron sonidos repetidos en cuatro notas con una duración alrededor dos minutos cada canto o sonido emitido.

En este sentido, los investigadores destacan que este sonido de larga duración y frecuencia no se ha registrado en ninguna otra población. Por lo que aluden esta característica como propia de la subespecie B. m. brevicauda (pigmea).

Sin embargo, se desconocen los motivos de estos cantos, pero las inferencias realizadas por Richardson et al en 1995, señala que los mismos pueden deberse a: reconocimiento de la especie individual, control de la distancia interindividual, información relacionada con el contexto (alimentación, alarma, cortejo, otros), organización social (comunicación entre machos y hembras), presencia de rasgos topográficos o posibles fuente de presas.

Población y distribución actual

La prohibición establecida para la caza de las ballenas, no deja registros significativos sobre la permanencia o conservación de la especie, pues con los datos en este aspecto no se puede establecer si las ballenas se mantienen o su población ha aumentado.

Ahora bien, estos animales marinos en la actualidad se distribuyen de la siguiente forma: en la Antártida, se estima un aumento de 7,3 posterior al cese del caza ilegal establecido por la Unión Soviética, pero la situación aún es preocupante en este espacio, porque se encuentra por debajo de los niveles anteriores a la prohibición de la caza comercial.

Por otra parte, la población de ballena azul en Islandia y California ha ido en aumento, aunque estadísticamente este incremento es muy bajo. En este caso se estima que habían entre 5000 y 12 000 ejemplares a nivel mundial para el año 2002, pero en algunas áreas la situación con respecto al descenso de estos animales es muy crítica.

El análisis planteado en este aspecto, permite afirmar que la ballena azul en peligro de extinción es una afirmación sustentada en el hecho de que esta especie aparece en Lista Roja de la UICN  de los animales amenazados.

Subespecie B. m. intermedia

La subespecie antártica denominada B. m. intermedia, la cual es la ballena azul de mayor tamaño es la que está calificada en  la Lista Roja de la UICN en un peligro más grave de desaparecer. En el complemento o Apéndice I, denominado especies amenazadas de extinción del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas CITES destacan a esta especie es una de las próximas a desaparecer.

Subespecie: B. m. musculus

En la actualidad se ha podido contactar a unos 2000 ejemplares de ballena azul del norte, es decir la subespecie: B. m. musculus en el Pacifico Noroeste que abarca desde Alaska a costa Rica, pero se visualiza en California durante la temporada de verano.

Aunque esta población también se ha podido observar en el océano Pacífico Noroeste, en la península de Kamchatka y el extremo norte de Japón.

Otro lugar, donde se localizan dos grupos de la subespecie B. m. musculus, es en el Atlántico Norte, uno de estos grupos se ubican en Terranova, GroenlandiaLabrador, Nueva Escocia y el golfo de San Lorenzo, donde se pueden contabilizar alrededor 500 ejemplares.

El otro grupo, se observó por primera vez a  finales de la primavera en Islandia entre los meses de julio y agosto, considerándose que también se localicen estas especies en la Dorsal mesoatlántica entre las dos islas volcánicas, porque se han observado ballenas azules en Spitsbergen y Jan Mayen, pero las visualizaciones de estos ejemplares son poco frecuentes.

En la actualidad se desconocen donde los rorcuales pasan los inviernos. Además, los científicos estiman que la población de ballenas azules del Atlántico Norte alcanza entre unos 600 a 1500 ejemplares.

B. m. brevicauda e intermedia

Al situar a la población que se localiza en el Hemisferio Sur, los datos al respecto reflejan que en este espacio marino se localizan dos subespecies la B. m. intermedia.

Ballenas azules pigmeas.

El poco estudiado rorcual azul pigmeo B. m. brevicauda, los cuales se localizan en las aguas del océano Índico. Aunque datos recientes, reflejan que a mediados de 1998 se suministraron 2280 individuos en el océano Antártico probablemente menos de 1% pertenecen a la subespecie de las ballenas azules pigmeas.

Pero con respecto a este subgrupo, un estudio realizado para el año de 1996 destaca la presencia de 424 de este tipo de ballenas al sur de Madagascar. Así que existen las posibilidades de las existencias de millares de estos ejemplares en el océano Índico. Si se comprueban estos datos, se pueden señalar como la población de ballenas más elevada existentes en la actualidad.

No obstante, el proceso o ruta migratorios de estas subespecies no están claramente definidos. Así, que se develan informes sobre las rorcuales pigmeos en el Índico Norte, específicamente en Omán, Maldivas, Sri Lanka donde puede que formen una población permanente. ​

Subespecie, la B. m. indica

La subespecie, la B. m. indica, ubicada inicialmente en el océano Índico Norte, aunque éstas presentan algunas limitaciones para distinguirla entre las otras especies,  razones por las cuales se les considera como miembro de la subespecie B. m. brevicauda, la ballena azul pigmea.

Sin embargo, algunos registros de las capturas soviéticas destacan que las hembras adultas se aproxima a la de los rorcuales pigmeos que al de B. m. musculus, pero las poblaciones de B. m. indica y B. m. brevicauda tienen un comportamiento distintos. Además su temporada de cría difieren en seis meses. ​

Otras rutas de las ballenas

Otras poblaciones de ballenas azules se encuentran en Perú y Chile, aunque estas pueden corresponder a una población diferente.

Algunos ejemplares de ballenas azules de la antártica llegan a las cercanías de la costa del Atlántico Sur en invierno, y su canto es oído en Perú, Australia Occidental y en el océano Índico Norte.

En Chile con apoyo de la Armada  lleva a cabo importantes investigaciones para la conservación y preservación de la ballena azul, tales ejemplares se localizan en la isla Grande de Chiloé en un área llamada golfo del Corcovado, lugar al cual se ha registrado la llegada de alrededor de 326 ejemplares para el verano de 2007.

Por otra parte, los científicos de la Universidad de Duke están realizando esfuerzos por hacer cálculos más precisos con respecto a la población de ballenas azules, desarrollando en este sentido bajo la supervisión de un Sistema de Información Biogeográfica Oceánica – Análisis Ecológico Espacial de Poblaciones de Megavertebrados, en este aspecto se realiza la recopilación de datos marinos suministrados por alrededor de 130 fuentes.

¿Cómo ayudar a la ballena azul en peligro de extinción?

Desde hace décadas se han desarrollado acciones para intentar proteger a las ballenas azules, a fin de evitar su extinción, tales como las regulaciones para evitar su caza ilegal, asociaciones de protección de animales, entre otro. Sin embargo, aún su población está en descenso. En tal sentido, hay que buscar otras posibles alternativas orientadas a detener la extinción de la ballena azul, entre las cuales se destacan:

Reduce, reutiliza y recicla

Una de las sugerencias para evitar la extinción de la ballena azul es la práctica de las 3R, lo que significa reduce, reutiliza y recicla en el sentido ecológico, debido a que de esta manera se protege el medio ambiente en general y se recupera el hábitat de la ballena azul en particular. Con respecto a las 3R te invitamos a leer reciclaje de vidrio

Estas acciones del manejo idóneo de las 3R favorecen la recuperación de los biomas marino y por ende, los océanos. Para ello, se debe reducir el uso del plástico, reciclar los objetos que utilizamos y practicar de manera correcta la reutilización de los productos.

Esta acción ayuda a disminuir las emisiones de anhídrido carbónico al ambiente en todos sus hábitats. Así, que si vas a la playa recuerda no dejar residuos en la arena.

Turismo responsable

El turismo debe ser responsable. De ahí, que se  debe evitar acercarse a las ballenas azules, porque éstas especies de animales se estresan al sentirse observadas y pueden provocar un accidente entre ellas y las embarcaciones donde se encuentran los turistas.

Además, las ballenas azules al intentar alejarse de las personas, pueden girar sin control y por su peso, pueden  hacerse daño e incluso morir. En este video se puede ver Puerto Madryn repleto de ballenas.

Colaborar con las asociaciones conservacionistas

Una de las formas de ayudar a las ballenas azules es colaborar económicamente con las asociaciones que se encargan de su conservación y están en lucha constante contra la caza de estos animales. Es importante promover el interés por proteger a la ballena azul en peligro de extinción.

Concluimos esperando que la información estimule la toma de conciencia para la preservación de las ballenas azules, más aún porque ellas son beneficiosas en muchos aspectos, incluso sus heces son el abono natural del fitoplancton que es la especie responsable del 50% del oxígeno del planeta.

Así, que las ballenas contribuyen con ese equilibrio ecológico de nuestra Tierra. Gracias por leer esta disertación y recuerda que estamos abiertos a tus comentarios.